Enviar
Sencillamente grandiosa


Luis Rojas y EFE
[email protected]

Veinticuatro, esa es la cifra de récord que ha alcanzado ya la rusa Yelena Isinbáyeva, quien ayer conquistó la medalla de oro olímpica en pértiga superando, y por mucho (5,05), a sus dos principales rivales, la estadounidense Jennifer Stuczynski (4,80) y la otra rusa, Svetlana Feofanova (4,75).
Después de dos años sin elevar un solo centímetro su plusmarca, Isinbáyeva ha sumado tres récords esta temporada (5,03 en Roma, 5,04 en Montecarlo, 5,05 en Pekín) a una lista que alcanza ya los 24: 14 al aire libre y diez en pista cubierta.
A partir de los Mundiales de París 2003, donde solo obtuvo la medalla de bronce, Isinbáyeva ha ganado todo lo que se ha propuesto: los Juegos de Atenas, tres mundiales en pista cubierta, dos al aire libre, un europeo en sala y otro al aire libre. Es la única mujer que ha roto la barrera de los cinco metros y ha sido dos veces atleta mundial del año.
En el atletismo de los juegos, fue una jornada triste para China, que perdió por lesión a su ídolo Liu Xiang. A él, toda China quería verlo ganar el oro en la final de los 110 metros con vallas, pero tuvo que abandonar, aquejado de fuertes dolores en su tendón de Aquiles derecho, cuando se disponía a correr la sexta serie de esa prueba, víctima de una vieja lesión en su pierna derecha que se le reprodujo el sábado, cuando estaba curado de las molestias que sufrió al comienzo de la temporada veraniega.
Por otra parte, el campeón mundial Brimin Kipruto regaló a Kenia su sétima medalla de oro olímpica consecutiva en 3 mil metros obstáculos, y Stephanie Brown Trafton se convirtió en la primera estadounidense que gana el título olímpico de disco desde los Juegos de Los Angeles 32, con su primer lanzamiento, de 64,74 metros.
La cubana Yarelis Barrios, bronce en los Mundiales de Osaka y campeona panamericana y de la Universiada en 2007, logró la medalla de plata con un tiro de 63,64.
Por último, ya se encuentra calentando piernas en las previas el super rayo Usain Bolt, de cara a la final en lo que él llama su prueba preferida, la de 200 metros planos.


Ver comentarios