Enviar
Semillas potentes
Biocombustible producido en el país es exportado a Estados Unidos para jets militares

Para reducir el uso del petróleo, los biocombustibles son una opción que no solo tiene menos impacto en el ambiente sino también en el bolsillo.
Además, esta forma de energía verde representa una fuente inagotable a diferencia del petróleo, no renovable.
Para dar a conocer estas ventajas, recientemente se realizó en el país el seminario Jatropha Harvest Experience 2010, que reunió a expertos e interesados de América Latina en la utilización de la planta jatrofa o tempate como biocombustible.
El arbusto crece fácilmente en los suelos de la región, y en el país ha sido utilizado por años como cerca viva, y porque por su grado de toxicidad aleja al ganado.
La planta produce semillas compuestas en un 30% de aceite vegetal, que al ser extraído puede utilizarse directamente en una planta eléctrica hasta como combustible para vehículos diésel sin necesidad de refinarse.
“Todos los motores diésel operan con aceite vegetal; si se quiere usar sin refinar, hay que instalar un precalentador para que lo aliviane”, explicó Daniel Yepez, presidente de la Unión de Biocombustibles de América (UBA), organizadora del Jatropha Harvest Experience 2010.
El principal uso del aceite producido en Costa Rica es exportado para jets militares de Estados Unidos, pues en el país todavía no es muy conocido.
Por ahora se van a dedicar solo a este mercado y a seguir investigando para su mejora y poder comercializarlo en aerolíneas.
Es muy difícil que los biocombustibles vayan a sustituir en un 100% a los fósiles, ya que no hay suficientes tierras disponibles para la producción masiva de estos aceites.

Sofía Ramírez
[email protected]
Ver comentarios