Enviar
Selección cumplió con lo mínimo

Ganó cómodamente a Granada y se clasificó

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Un fuerte aplauso a la afición; a los miles de fanáticos de la Selección Nacional que fueron por miles a acompañarla en su cita mundialista.
Lo tenían claro que si se perdía
con Granada (2-2 el juego de ida) se terminaba el Mundial en Sudáfrica antes de que empezara. Casi lleno el Ricardo Saprissa con centenares de coros pidiendo la continuidad de Hernán Medford como técnico nacional.
Cuando urge un gol, se pone usualmente un plazo de 15 minutos para lograrlo; Costa Rica necesitó de 18; por ahí combinaron por el sector derecho de ataque Bryan Ruiz y Celso Borges y la bola le quedó dentro del área a Víctor Núñez. Inteligentemente, el ariete hizo un cambio de juego que halló desmarcado a Alvaro Saborío quien casi a puerta descubierta y de cabeza remató a la red.
Los discípulos de Hernán Medford, que le dedicaron la victoria a él antes de lograrla, jugaron sus mejores minutos y vimos al Bryan Ruiz que todos deseábamos. El número once nacional se desplazó por toda la cintura, hizo fintas y quiebres, dobló resistencias y fue actor de las acciones que aseguraron la victoria.
En el minuto 32 a Saborío le quedó otra bola sabrosa para empalmarla a la red, no la pegó bien con el portero Charles encima de sus botas, pero la redonda quedó suelta y antes de que la despejara el largo Modeste, Bryan Ruiz entró por centímetros de primero y de puntazo la envió a los cordeles.
En poco más de media hora ganaba Costa Rica 2-0 y se aseguraba la clasificación, meta prioritaria de la delegación nacional. Granada no era rival; presentó un jugador de primer nivel, el número tres, Sharlie Joseph, la mejor figura del partido, mientras que su otra estrellita, el ariete Jason Roberts se dedicó a sacarle la lengua todo el partido a Gabriel Badilla y se desconcentró.
Noche serena y tranquila para Ricardo, Cordero y Segares, nada que ver con la tormenta en la isla una semana atrás, un rival limitado que no exigió, un par de goles y al descanso.
El inicio de la segunda parte ve a un Celso Borges que renquea y sale al minuto 48; entra Randall Azofeifa; sale Bryan Ruiz y se lesiona Alvaro Saborío y desde luego, Costa Rica se pierde en la cancha y viv
e sus peores minutos. No con el rival que sigue escaso de fundamentos tácticos y técnicos, sino que la bronca es con los fanáticos en las gradas que empiezan a silbar y a abuchear al equipo y… hasta a Medford.
Azofeifa, Mambo, Alpízar, Alonso y Andrés Núñez pierden ocasiones clarísimas de aumentar la cuenta, el portero Charles le hace un paradón a Randall y la clientela se exaspera. En medio de la rechifla, finalmente Alejandro le dice a Azofeifa, tomá, metela y este lo logra, calmando el escenario.
Se ganó 3-0, el global dictó 5-2 y Costa Rica avanzó a la siguiente fase. Misión cumplida dentro de un cesto enorme de interrogantes a resolver por quien corresponda, en este corto lapso que urge de orientación, reingeniería, y sobre todo mucha supervisión al trabajo de nuestro cuestionado entrenador.


3 Costa Rica
Ricardo González; Ricardo Harris, Gabriel Badilla, Víctor Cordero, Gonzalo Segares, Andrés Núñez, José Luis López, Celso Borges (Randall Azofeifa (48'), Bryan Ruiz (Armando Alonso 58'), Alvaro Saborío (Alejandro Alpízar 66'), Víctor Núñez. D.T. Hernán Medford.

0 Granada
Andray Charles; Anthony Modeste, Marc Marshall, Jason James (Shane Rennie 4'), Cassim Langaigne, Patrick Modeste, Ian Perrotte, Byron Bubb, Sharlie Joseph, Jason Roberts, Lyndon Antoine (Denis Rennie 55'). D.T. Wilson Norris.

Goles: Alvaro Saborío (18'); Bryan Ruiz (32'); Randall Azofeifa (89')
El mejor: Bryan Ruiz
Arbitraje: Jair Marrufo (Estados Unidos). Bien.
Asistentes: George Gansner y Kermit Quisenberry (EE.UU.)
Estadio Ricardo Saprissa.
Sábado 21 de junio. 8 p.m.
Ver comentarios