Enviar
Cultivos de Nicoya y Santa Cruz podrían perderse por prolongación del veranillo de San Juan
Seis mil hectáreas de arroz en peligro por falta de lluvias
Areas en riesgo representan cerca del 10% de la producción nacional

Los cultivos de arroz de Guanacaste podrían perderse debido a la falta de lluvias.
La prolongación del denominado veranillo de San Juan les jugó una mala pasada a los arroceros de la zona, quienes tenían previsto aguaceros desde el pasado 1° de agosto.
La problemática la enfrentan principalmente los agricultores de la Península de Nicoya y de las zonas aledañas a Santa Cruz, pues es donde se ha prolongado más la sequía.
Se estima que unas 6 mil hectáreas podrían estar en riesgo de perderse, es decir el 10% de la producción nacional.
“En agosto, luego del veranillo de San Juan, entra un espacio en que no llueve que se denomina la canícula, que va aproximadamente del 15 de julio al 1° de agosto, el cual permite a los productores sembrar; sin embargo, los cultivos que siembran en agosto se ven afectados si la canícula es muy larga, hay muchas zonas amenazadas por la falta de lluvia y hay algunas en donde no llueve desde hace 22 días”, dijo Eduardo Rojas, presidente de la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz).
En los próximos días las lluvias podrían comenzar a presentarse en la Región Chorotega; no obstante, el daño en los cultivos ya está hecho, pues la prolongación de la estación seca pudo haber afectado las cosechas.
Esta situación ocasionaría que si bien no se pierdan algunas hectáreas, la obtención de arroz sea menor. Actualmente por cada mil metros cuadrados se dan 3,86 toneladas de este insumo.
La falta de agua, producto del cambio climático, no solo está perjudicando a la región de Guanacaste, sino también al Pacífico Central y el Valle Central.
En estas dos zonas, los cultivos más perjudicados son el frijol, café y la caña, los cuales tienen problemas de maduración o reducción de eficiencia.
“Los frijoles no se pudieron cuajar bien debido a una ola de viento que azotó los cultivos, lo mismo está ocurriendo con café, ocasionado que el grano no tenga la misma productividad”, señaló Guido Vargas, presidente de la Unión Nacional de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios.
Similar situación sucede con el pasto que se utiliza como alimento para el ganado, el cual se está perdiendo por el exceso de sol.
Si bien la prolongación más larga del verano se está dando este año, los cambios en el clima vienen golpeando fuertemente al sector agrícola desde hace años, pues el invierno o se adelanta o se atrasa.
“La estacionalidad ya no es tan marcada como antes, o se adelanta o se atrasa el invierno, estamos continuamente luchando contra el cambio climático. Además estos cambios incrementan las plagas que afectan los cultivos”, dijo Vargas.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios