Seis equipos en el sartén
Belén repuntó y Limón se quedó; ahora ambos luchan por evitar el descenso. Ricardo Blanco avanza y lo sigue el limonense Joseph Centeno. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Seis equipos en el sartén

Lucha por el no descenso tiene a la mitad de los participantes en vilo

 

A fuego lento se empieza a calentar la zona de descenso, aunque cada fecha la temperatura sube y la situación se torna más problemática para los clubes que luchan por no portar el farolillo rojo en este torneo, en el que sí hay descenso.
Seis equipos, la mitad de los participantes, están en problemas, unos más que otros, pero todos con la espada en el cuello.
Entre Limón, el colero con 21 puntos, y Carmelita, sétimo con 27, hay solo seis puntos de diferencia, y entre estos extremos también están metidos los equipos de Pérez Zeledón, Puntarenas, Uruguay, Belén y Limón.
Limón es dueño del sótano después de ganar solamente uno de nueve puntos disputados y aunque Puntarenas (26) y Carmelita han tenido un inicio similar, el puntaje acumulado en el Torneo de Invierno les permite no estar abajo, pero sí en la zona de los problemas.
Belén (21) y Uruguay (25) sí han puntuado, ambos con cuatro de nueve puntos. A los belemitas, que se han visto bien en el arranque, les alcanzó para salir del sótano, mientras a los uruguayos un empate en Guápiles y la victoria ante los manudos los hizo distanciarse a cuatro puntos del sótano.
Pérez Zeledón (27) también está en zona de peligro pese a su sorpresiva victoria de arranque en el Ricardo Saprissa, pero un empate y la derrota del domingo frente a la UCR, no le permitieron escalar más.
Puntarenas, con un inicio para olvidar, solo ha ganado un punto de nueve, y tras un empate como local, lo que ha provocado problemas en un equipo que más bien se esperaba se moviese cómodo en la media tabla.
Igual situación con Carmelita, un punto de nueve, pero con el atenuante de que el fútbol de los alajuelenses pareciese estar para más e incluso el empate ante Saprissa y unos refuerzos por venir, le podrían dar el empujón para sacarlo de la zona de conflicto.
Lo cierto es que Limón tiene la luz roja encendida y para peor de males viaja este fin de semana a enfrentar a un desesperado Saprissa, en Tibás. Seis goles en contra, en los dos últimos partidos, hablan que los verdolagas deberán aplicarse más en defensa.
Uruguay de Coronado, pese a estar a cuatro puntos, no puede cantar victoria, ya que tras la salida de Paulo Wanchope como administrador, el equipo apenas se reforzó, mientras que en los dos últimos torneos sí tuvo bajas muy sensibles en su defensa (Dave y Roy Myrie), medio campo (Marvin Angulo) y ofensiva (Pablo Herrera).
Sin ningún fichaje de peso, los lecheros deberán asumir cada partido como una batalla y sobre todo, intentar hacer valer esos cuatro puntos que ganaron como visita ante Santos y de local pero frente a Alajuelense, para no dejarlos perdidos luego en otros partidos en teoría menos complicados.
Belén ha demostrado que tiene con qué salir de problemas, pero del dicho al hecho hay mucho trecho y solo acumulando puntos los belemitas podrán recuperar la paz.
Pérez Zeledón, por su parte, es un equipo acostumbrado a luchar por la clasificación y no por el descenso, por lo que se prevé que también arrancará en cualquier momento, luego incluso de ese tan buen inicio, venciendo al Saprissa en la Cueva y algo parecido podemos decir de los carmelos.
De Puntarenas se espera más. Dos derrotas al hilo y un empate en casa son poco para un equipo que tiene una buena defensa, hombres gol en su ofensiva, pero que no ha carburado aún y se ha ubicado inesperadamente en la frontera de las complicaciones.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica



Ver comentarios