Logo La República

Martes, 19 de noviembre de 2019



NACIONALES


Seguros: apertura lenta pero segura

Natasha Cambronero [email protected] | Lunes 28 junio, 2010



INFORME ESPECIAL DEL SECTOR DE SEGUROS – COMO AVANZA, Y QUE ESPERA EL MERCADO
Consumidores aprovecharían más opciones de pólizas, así como mejores precios
Seguros: apertura lenta pero segura
Supervisores mantienen despacio el proceso para minimizar los riesgos

La competencia en el mercado de los seguros está apenas iniciándose. Solamente tres aseguradoras privadas cuentan actualmente con la autorización para vender pólizas: MAPFRE-Mundial, Alico y Assa Compañía de Seguros.
No obstante, el proceso de apertura está avanzando con la expectativa de que ya para el año entrante habrá una cantidad de nuevas pólizas disponibles, ya sean personales o sobre daños. Además, el precio de estas en muchos casos bajará.
Ante este panorama, LA REPUBLICA analiza cómo avanza el proceso de la apertura, así como lo que los consumidores pueden esperar en el mercado de seguros durante los próximos meses y años.

DE HOY A CINCO AÑOS PLAZO


A mediano plazo, el consumidor tendría varias opciones en la compra de las pólizas, ya sean estas personales (como las de vida y médicas), o contra daños (para casas y vehículos). Además contaría con precios más competitivos.
Actualmente cuatro empresas privadas están aprobadas para competir con las nacionales Instituto Nacional de Seguros (INS) y Seguros del Magisterio, se trata de MAPFRE-Mundial, Alico, Assa Compañía de Seguros, las cuales ya están autorizadas para vender y han obtenido incluso el permiso para ofrecer algunas pólizas; en el caso de la cuarta, Pan American Life, está todavía en el proceso de registro de sus productos.
Cada empresa cuenta con su propio enfoque, el cual podría cambiar en cualquier momento, de acuerdo con las condiciones del mercado.
Mientras tanto, otras dos firmas están solicitando la inscripción; este es el caso de Seguros Bolívar y Aseguradora del Istmo.
En lo que a precios de seguros se refiere, estos tenderían a bajar.
Actualmente, la prima pagadera por una póliza de daños de un automóvil ronda el 11% del costo del vehículo, mientras que el promedio de los demás países del istmo es de alrededor de un 6%.
“Las primas van a bajar ligeramente. La principal competencia será en la calidad del servicio entre las aseguradoras. Excepto por su póliza de automóviles, que es cara en comparación con otros países centroamericanos, las primas del INS son competitivas, y las pólizas son buenas, pero el servicio que presta a los clientes debe mejorar si no quiere perder una parte significativa del mercado”, dijo David Garrett, gerente general de la corredora de seguros Unicen.
Por su parte, las nuevas empresas esperan aprovechar un mercado creciente. El valor total de los seguros en Costa Rica hoy en día ronda los $600 millones; no obstante, podría ampliarse bastante, tras el incremento de las ofertas, así como un mayor grado de concientización del público acerca de las opciones que tendrían.
“Al ser un mercado nuevo, lo más probable es que crezca. En dos o tres años podría alcanzar los $800 millones y hay quienes creen que el potencial de este mercado es de $1.000 millones”, dijo Neftalí Garro, socio de BLP Abogados.

DESDE LA APERTURA HASTA HOY

En las condiciones actuales, los consumidores podrían esperar para este segundo semestre y principios del próximo año, contar con varias opciones de nuevos productos.
“Ya existen al menos cuatro pólizas de compañías privadas registradas en el país. Aseguradora MAPFRE-Mundial, Alico Costa Rica y Assa Compañía de Seguros han registrado al menos un producto y están en proceso de registrar nuevos”, dijo Neftalí Garro, de BLP Abogados.
Al inicio, existió la necesidad de crear de la nada un nuevo ente, la Superintendencia General de Seguros (SUGESE), con personal capacitado en el ramo y con sus propios procedimientos y reglas.
“Estamos trabajando en crear los reglamentos idóneos para impedir que los costarricenses sufran un fraude por aseguradoras clandestinas o por aquellas que no tengan la solvencia económica para afrontar los riesgos. Así mismo, para que los asegurados no puedan cobrar a las compañías una indemnización por hechos falsos”, afirmó Javier Cascante, superintendente de seguros.
Como parte del proceso de aprobación, las aseguradoras postulantes tienen que entregarle a la SUGESE una serie de informes, desde el capital que se invierte y la conformación de la junta directiva, hasta el plan de negocios y mercadeo, así como el registro de cada una de las pólizas que van a comercializar, lo cual hace que el proceso siga siendo tedioso.
La apertura del sector de los seguros empezó el 7 de agosto de 2008, con la aprobación de la nueva Ley Reguladora del Mercado de Seguros; de allí en adelante, avanza lentamente, más bien, por la necesidad de proteger a los consumidores de posibles fraudes.


EL INS Y LA COMPETENCIA

El potencial crecimiento en el valor total de las pólizas vendidas en Costa Rica ha promovido que varias empresas privadas se interesen en el mercado local, de modo que es probable que el sector cambie bastante en los próximos años.
En lo que al INS se refiere, la empresa estatal tendrá que competir fuertemente en precios, así como en servicio, por primera vez desde el 30 de octubre de 1924, cuando asumió el monopolio legal de los seguros.
Mientras que MAPFRE, socio principal de Aseguradora Mundial, a nivel global tiene activos valorados en aproximadamente $53 mil millones, operando con unos 35 mil colaboradores en los 43 países donde tiene presencia, el INS tiene activos por unos $1,8 mil millones, y cuenta con unos 2 mil empleados
“La principal fortaleza del INS es su solvencia económica y esperamos que en los próximos años vaya en aumento, pues este factor nos genera una ventaja sobre nuestros contendores”, afirmó Guillermo Constenla, presidente ejecutivo.
No obstante, el INS podría encontrar dificultades para competir con las empresas privadas.
Si la apertura siguiera el patrón de otros países latinoamericanos, el INS en un lapso de unos diez años siempre sería el jugador más importante del sector, pero con un papel bastante reducido.
En el caso de Nicaragua, el estatal Instituto Nicaragüense de Seguros y Reaseguros, actualmente solo tiene un tercio del mercado, tras la apertura a la competencia en 1996.
En el caso de Uruguay, la empresa pública Banco de Seguros del Estado, actualmente cuenta con la mitad del mercado que dominaba hasta la apertura que se dio en 1995.

CONSUMIDORES Y CORREDORAS


Uno de los principales cambios que encontrarán los consumidores tiene que ver con la compra de las pólizas a través de las corredoras de seguros.
Esas son empresas privadas, autorizadas a vender pólizas de cualquier aseguradora, con el propósito de que el cliente sea asesorado con la mejor opción.
“Una correduría está obligada a asesorar con imparcialidad a la persona que desea asegurarse por su intermedio, ofreciendo la cobertura más conveniente a sus necesidades e intereses. Por ejemplo, si el precio de comprar un seguro directamente en la aseguradora fuera diez, igual precio tendrá comprarlo mediante una sociedad corredora de seguros o en una sociedad agencia de seguros. La diferencia está en la asesoría que se puede obtenero dejar de obtener pagando el mismo precio”, explicó Ricardo Picado, gerente general de Avanto Corredora de Seguros.
Hasta la fecha la SUGESE ha autorizado dos corredoras para operar, Avanto, así como Uniser, se trata de las corredoras de los bancos estatales Nacional y Costa Rica, mientras que otra de carácter privado está a punto de finalizar los trámites. Sin embargo, es probable que ya para 2011 haya varias.
“Conforme el mercado de seguros vaya madurando comenzarán a desaparecer las tradicionales sociedades agencia, para darles vida a las corredoras de seguros, por lo que en un plazo no muy lejano, esta figura será muy común en el país”, aseveró Tomás Soley, intendente de seguros.
Las nuevas aseguradoras también venderán pólizas a través de agentes, que únicamente comercian los productos de la empresa que representan.
Hasta antes de la apertura, el consumidor compraba las pólizas a través de un agente, que solo representaba al INS.

Redacción
Colaboró con esta información la periodista Natasha Cambronero
[email protected]





© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.