Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



NACIONALES


Seguro Obligatorio de Automóviles a competencia

Maria Siu [email protected] | Martes 26 agosto, 2014

El decreto se espera publicar en los próximos meses, dijo Silvia Canales, intendente de Seguros. Marco Monge/La República


Apertura se podría dar a finales de 2015, según Sugese

Seguro Obligatorio de Automóviles a competencia

El INS y otras aseguradoras participarían en recaudación de tributos

Pagar el marchamo en una aseguradora privada sería posible a finales de 2015 cuando se espera ocurra la apertura del Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA).
Este es uno de los únicos dos seguros en los que aún no hay competencia, debido a que no está lista la reglamentación respectiva.
El decreto se encuentra en manos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes, que afina los últimos detalles para que entre a regir.

“Se mandó a consulta y se recibieron observaciones. Se espera publicar en un par de meses. Hemos visto el interés de las compañías. Incluye todo lo operativo, la tarifa, cómo se coordina el tema del marchamo, el cobro con los bancos, etc.”, comentó Silvia Canales, intendente de Seguros.
Para este año, el INS sacó al cobro 1.183.732 recibos. La recaudación total esperada ascendió a los ¢158.816 millones.
“La propuesta del reglamento prevé que las empresas privadas que opten por vender el seguro también hagan la función de recaudación de los tributos históricamente cobrados concomitantemente con la prima de la póliza”, explicó Neftalí Garro, especialista de la firma BLP Abogados.
En este sentido, las aseguradoras se desempeñarían como una especie de agente recaudador de impuestos, timbres, cánones, multas, entre otros, y deberán trasladar el dinero al Ministerio de Hacienda, tal y como lo hace el INS.
La aseguradora pública hoy recibe una comisión por los cobros, de modo que representaría una baja en el ingreso, en caso de que más empresas brinden el servicio.
Si bien, la apertura estaba prevista para 2011, una acción de inconstitucionalidad frenó la posibilidad, y es hasta un año después que los magistrados liberan el mercado.
Las empresas no habían presentado ninguna gestión ante la Superintendencia General de Seguros, a la espera de las nuevas reglas.
Al igual que ocurre con otras pólizas, se espera que con el ingreso de más empresas haya un beneficio para el consumidor y una baja al menos en el costo del SOA.
Si hubieran mejores precios para las pólizas, el mayor importe en el costo del marchamo sería el Impuesto sobre la Propiedad de Vehículos, que se ajusta cada año.
Para este año, es imposible que el SOA pueda entrar en competencia, debido a la logística que implica el cobro del marchamo.
El seguro implica para el usuario tener acceso a varios tipos de cobertura y atención, en caso de sufrir un accidente de tránsito.
En cuanto a la Póliza de Riesgos de Trabajo, la emisión de la reglamentación camina más despacio. De momento, falta por definir cuál es la ganancia que se puede considerar como razonable y qué pasa con los asegurados que no serían cubiertos por el INS.
Hasta que no se publique una nueva normativa, la cobertura quedará en manos de la aseguradora pública.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica