Enviar
"Seguro de depósito promovería competencia bancaria"
Una protección proporcionada para los bancos mejoraría la eficiencia del sistema financiero, además de resguardar a los ahorrantes, opinó Rodolfo Luzio, economista del Fondo Monetario Internacional

Erick Díaz
[email protected]

El proyecto de ley que pretende crear un seguro de depósitos en el sistema financiero nacional tomó fuerza entre las autoridades nacionales tras un compromiso adoptado por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI), meses atrás.
Precisamente, acerca de este tema habló Rodolfo Luzio, economista principal de Costa Rica del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, quien compartió recomendaciones puntuales en torno al concepto y modelos aplicados en otros países.
INVERSIONISTA publicó el lunes 31 de agosto un análisis enfocado en algunos de los aspectos que contemplaría el proyecto que está trabajando el Banco Central en esta línea, así como en las reacciones que ha despertado el tema entre los distintos actores de la industria financiera, en las cuales el debate no queda de lado.

¿Cuál es la importancia de contar con un seguro de depósito?
El sistema bancario de Costa Rica es sólido. Un esquema de seguro de depósito haría que sea aún más resistente (argumento de estabilidad financiera), y agregaría un nivel adicional de protección que aumente la confianza de los depositantes (argumento de protección al consumidor). Además, la existencia de un esquema de seguro de este tipo ayudaría a promover la competencia en el sector bancario.

¿Debería ser una garantía exclusiva para bancos privados, o lo óptimo es que exista una misma regla para todos los entes bancarios?
La protección debe ser proporcionada para todos los bancos del sistema, lo que ayudaría a nivelar la competencia entre ellos y así mejorar la eficiencia del sistema, pero en Costa Rica los depósitos de los entes estatales ya cuentan con una garantía del Estado. Algunos países, como Uruguay, han ampliado la cobertura del seguro de depósito para incluir a los estatales, además de la garantía del Estado. De todas maneras, un seguro de depósito que solamente incluya a bancos privados haría que el sistema bancario sea más robusto.

¿Entonces recomienda que sea una garantía solo para bancos, o igualmente para financieras, mutuales y cooperativas?
El alcance y cobertura dependerán de la estructura y complejidad del sistema financiero, así como de la capacidad institucional del país. Por lo general, el alcance está limitado a instituciones que acepten depósitos del público. Los fondos de inversión, mutuales u otros intermediarios financieros están, por lo tanto, normalmente excluidos. Sin embargo, las cooperativas suelen ser incluidas bajo el argumento de la protección al consumidor.

¿Bajo qué modelo deberían administrarse las primas cobradas a los bancos?
La tendencia ha consistido en avanzar hacia sistemas de seguro financiados con base en la acumulación de primas ex-ante y, en muchos casos, partiendo con una contribución de capital inicial o una línea de financiamiento que asegure que habrá recursos disponibles suficientes para cubrir posibles pérdidas. Por último, las primas de seguro deberían ser ajustadas por el riesgo de cada banco.

¿Cómo se podría calcular el monto por pagar como indemnización?
Las prácticas exigen que la cobertura bajo un régimen de seguro de depósito sea limitada. Debe ser lo suficientemente alta como para proteger plenamente a los pequeños depositantes, pero lo suficientemente baja para proporcionar incentivos suficientes para mantener una disciplina de mercado.





Ver comentarios