Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



NACIONALES


Sed de dinero reta a Hacienda

Wilmer Murillo [email protected] | Viernes 19 junio, 2009



Baja en ingresos tributarios obligaría al país a emitir más títulos y acudir más a préstamos
Sed de dinero reta a Hacienda
Búsqueda de recursos podría generar mayor presión sobre tasas de interés

El endeudamiento que asumiría el país este año podría llegar a casi ¢2 billones, especialmente a través de emisión de títulos en dólares y colones, empréstitos internacionales y de mecanismos de subasta.
El Gobierno enfrenta el reto de buscar más dinero, lo cual lograría con más bonos en el mercado local para financiar no solo el boquete de ¢181 mil millones que de enero a mayo se les abrió a las finanzas públicas, sino también la caída de los ingresos de ¢515 mil millones.
Una reestimación de ingresos para 2009 mostró que en vez de ¢2,9 billones, serán ¢2,4 billones los recursos con que contará el fisco para atender sus necesidades de gasto.
La necesidad de variar las estimaciones de endeudamiento interno fueron admitidas por Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda, quien señaló que el Gobierno solventaría el faltante con más deuda.
Desde inicios del año el Gobierno viene aumentando el saldo de su deuda interna, en parte para atender vencimientos de deuda externa.
El flujo de caja a mayo revela cómo ya se viene dando el aumento en el endeudamiento interno neto, con respecto a 2008.
Los detalles de cómo se procederá a contraer la nueva deuda serán explicados al mercado de valores en las próximas semanas.
No obstante, el faltante de recursos ofrece una idea del endeudamiento que será contraído para mantener caminando al estado.
El hecho de que el Gobierno tenga que colocar más bonos para financiarse tiene varios efectos en el mercado local.
“Por supuesto que presionaría las tasas al alza si se coloca todo localmente. Sin embargo, también se debe reconocer que los saldos en depósitos bancarios han aumentado significativamente en los últimos 12 meses, por lo que se podría dar un traslado de esos ahorros a la deuda pública, haciendo que el aumento en tasas no sea tan acelerado”, dijo José Rafael Brenes, gerente de la Bolsa Nacional de Valores.
Otros economistas no creen que se vayan a disparar, pero sí que no hay oportunidad para que bajen.
Una colocación de títulos como la que se vislumbra sería una buena opción para las operadoras y en general para los inversionistas.
“Las operadoras siempre están buscando papel, y todos los puestos de bolsa necesitan colocar recursos, de modo que una mayor participación del Gobierno, haría que estos opten por esas inversiones”, agregó Carmen Monge, analista de INS Valores.
A juicio de Henry Mora, economista de la Universidad Nacional, las tasas de interés suficientemente atractivas serán un beneficio para los ahorrantes.
Las operadoras deben tener un horizonte más amplio y de largo plazo por lo cual deben valorar el efecto que aumentar el riesgo “gobierno de Costa Rica” tendrá sobre las inversiones, indicó Brenes.
Mucho de lo que ocurra con las tasas dependerá de que la economía mejore o siga empeorando. “No obstante, vemos espacios que se abrieron para asumir un mayor endeudamiento sin poner presiones sobre las tasas”, comentó Monge.


Wilmer Murillo
[email protected]