Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



GLOBAL


Sectores afines a Morales no cercarán Congreso

| Miércoles 08 octubre, 2008



Sectores afines a Morales no cercarán Congreso

La Paz
EFE

Los movimientos sociales afines al presidente Evo Morales decidieron no “cercar” el Congreso Nacional de Bolivia para exigir la convocatoria del referendo constitucional, aunque mantuvieron su anunciada marcha hacia La Paz.
El dirigente campesino Isaac Avalos, confirmó esta decisión de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), entidad que agrupa a estos sectores sociales integrados por indígenas, cocaleros, sindicalistas y mineros, entre otros.
Avalos explicó que los sectores sociales no quieren que su movilización se entienda como un intento de entorpecer el trabajo parlamentario.
No obstante, la Conalcam mantiene la marcha “pacífica”, según el calificativo empleado por Avalos, que partirá el próximo lunes desde la localidad andina de Caracollo hacia La Paz, en demanda del referendo constitucional.
Precisamente, el presidente Morales insistió en que este texto será aprobado “quieran o no” en la oposición, aunque aclaró que se hará “en democracia” ya que él no conoce la violencia para hacer política.
“Quieran o no quieran, la nueva Constitución Política (...) se va a aprobar”, dijo el mandatario en un discurso en el departamento de Santa Cruz.
Tras concluir sin acuerdos el diálogo con los opositores autonomistas, el objetivo del Gobierno y de sus bases se centra ahora en lograr que el Congreso Nacional (integrado por Senado y Cámara de Diputados) apruebe esta ley para poder desbloquear la consulta constitucional.
El Movimiento Al Socialismo (MAS, el partido de Morales) no dispone de los dos tercios de votos necesarios en el Congreso para aprobar la ley.
Aunque es mayoritario en la Cámara de Diputados, es la alianza conservadora Poder Democrático y Social (Podemos) la que controla el Senado.
El pasado 27 de setiembre, en pleno proceso de diálogo y con el apoyo de Morales, la Conalcam anunció una marcha hacia La Paz “contra el Congreso” para exigir el referendo constitucional.
Los opositores a Morales rechazaron esta medida de presión, similar a la que se produjo el pasado 28 de febrero cuando estos mismos movimientos sociales “cercaron” el Congreso Nacional, también en demanda de la consulta constitucional.
En aquella fecha, el oficialismo sacó adelante una ley sobre la consulta constitucional en una polémica sesión en medio de ese cerco, donde se produjeron agresiones a diputados y detonaciones de dinamita, aunque luego la norma fue rechazada por la Corte Electoral.