Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Sector vivienda y mercado bursátil se dinamizarían mutuamente

Redacción La República [email protected] | Lunes 15 marzo, 2010



Sector vivienda y mercado bursátil se dinamizarían mutuamente
La constante falta de papel comercial en el mercado de valores y la estimulación de la economía a través de la construcción de viviendas podrían beneficiarse mutuamente

Fabio Rosch
[email protected]


En días recientes el vicepresidente electo Luis Liberman expuso una propuesta para una herramienta bursátil con la que se solucionarían dos temas que el mercado ha analizado en fechas recientes: el impulso de créditos al sector vivienda y el desarrollo de más papel de inversión en el mercado de valores.

La propuesta consiste en darles la oportunidad a los bancos de prestar al sector vivienda con una tasa fija sin tener que encajar, con el fin de reducir costos. El mecanismo permitiría a los bancos emitir títulos de deuda, bonos, a ocho años plazo con una tasa fija para poder fondear los recursos dirigidos a créditos de vivienda.

De esta forma lo que se busca no es hacer una titularización específica de los créditos, sino que se mantengan estos bonos a ocho años plazo con créditos que estén en el balance del banco ajustados a ese mismo plazo y a características similares. Con esto se evitaría la necesidad de encajar ya que los bonos se considerarían una deuda del banco.

“El punto es que se quiere generar recursos de tasa fija a los bancos así, para que la gente que compra su casa no tenga la incertidumbre de la variaciones en la tasa de interés durante los primeros ocho años, quitar el encaje es para que esos costos sean más bajos. Lo que queremos es incentivar el sector vivienda”, explicó Liberman.

Este año la mayoría de los bancos apostaría al sector vivienda como el producto estrella y una forma de estimular la economía es a través de este sector, que podría aumentar los niveles de construcción y empleo. Esto, sumado a la introducción de nuevos instrumentos de inversión y productos bursátiles al mercado de valores de esta propuesta, sería el doble beneficio que tendría el país.

La propuesta lo que persigue es ajustar el tema de los calces de plazos con programas específicos diseñados para el segmento de vivienda y ese tipo de papel es importante, porque si se llega a desarrollar de manera exitosa se convierte en una referencia para otro tipo de valores de ese mismo plazo, comentó José Rafael Brenes, gerente de la Bolsa Nacional de Valores.

Esto además podría favorecer estados financieros y carteras de créditos hipotecarios más saludables en los bancos, al poder lograr ese calce de plazos y disminuir algunas de las variabilidades típicas de este tipo de títulos para inversionistas.

La ventaja que tiene este sistema de bonos es que el respaldo del título es el banco y no las hipotecas por sí mismas, por lo que no le traslada ese riesgo al inversionista sino que la responsabilidad la mantiene el emisor.

Esto sería beneficioso para inversionistas institucionales como para operadoras de pensiones y fondos de inversiones, que buscan títulos que logren mantener una tasa fija de rendimiento y mitigar el riesgo lo más posible.

“La iniciativa nos parece novedosa y oportuna, pues permite dinamizar el mercado de vivienda y, a la vez, pone a disposición del mercado bursátil un instrumento adicional para invertir los recursos de los costarricenses generando papel bursátil en un mercado tan limitado como el nuestro”, comentó Danilo Ugalde, jerarca de la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP).

El proyecto es una de las propuestas que tendría el futuro gobierno, pero que aún no se ha concretado en términos legales. “La propuesta está en anteproyecto y se esperaría en los próximos días entregarlo al gobierno para ver si lo acoge y lo manda a sesiones extraordinarias”, añadió Liberman.