Enviar
Viernes 1 Enero, 2016

Sector agropecuario avanza con metas claras

Al concluir este año 2015, me gustaría hacer algunas reflexiones alrededor de los compromisos adquiridos y el avance logrado por la institucionalidad del sector agropecuario en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2014-2018.
En el sector agropecuario, partimos de un análisis de la problemática existente, reconociendo que el principal reto que tiene la agricultura nacional es lograr aumentos significativos en la productividad de la mayoría de las cadenas agroalimentarias, utilizando la misma cantidad de tierra, haciendo un uso más eficiente de los recursos, realizando procesos productivos con responsabilidad social y ambiental, por lo que se propone que los servicios institucionales en apoyo al sector productivo se orienten a lograr una Agricultura Climáticamente Inteligente: productiva, adaptada al cambio climático y ambientalmente responsable.
Para ello se identificaron nueve programas sectoriales estratégicos, con metas claramente establecidas, que requieren un trabajo sectorial. Las instituciones definieron las acciones a llevar a cabo para cumplir con sus compromisos, según lo establecido en el Plan Sectorial Desarrollo Agropecuario 2015, en sus respectivos planes anuales operativos y presupuestarios.
En el Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional se establecieron las metas de productividad para los principales productos agropecuarios de la canasta básica alimentaria, que si bien algunos señalan como ambiciosas no son imposibles de alcanzar dada la capacidad técnica y desarrollo tecnológico existente. Para ello apostamos al desarrollo de capacidades, a la innovación, investigación y transferencia tecnológica, así como al trabajo conjunto del sector público y privado agropecuario.
De esta forma, hemos visto crecimientos importantes en la productividad en leche, papa y cebolla y en el caso de frijol y carne de res se superaron los rendimientos establecidos como meta para este año; esto a pesar de los efectos de fenómenos climáticos extremos.
En otros temas, como la generación de valor agregado, se han logrado avances importantes. Por ejemplo, en el trabajo que realiza el Consejo Nacional de Producción (CNP) con el establecimiento de una cartera inicial de 20 proyectos para mejorar la capacidad de agroempresas en la agregación de valor, mediante el apoyo con servicios financieros y no financieros de manera integrada. Con el apoyo de la Universidad de Costa Rica, el Instituto Tecnológico Nacional y MIDEPLAN, se está iniciando un estudio de factibilidad para establecer, en la Región Huetar Norte, una planta piloto para apoyar la industrialización de productos agropecuarios, siguiendo un modelo similar al del Centro de Valor Agregado de Jalisco, México. Esperamos trasladar la experiencia a otras regiones del país.
Con el fin de disponer de un sistema eficiente e integrado de producción, abastecimiento, distribución y comercialización de productos alimentarios en las regiones Chorotega, Huetar Caribe y Huetar Norte, se han adelantado acciones para contar con tres mercados mayoristas regionales, iniciando en esta administración con la construcción y operación del mercado mayorista en Sardinal de Carrillo, que estaría operando antes de 2018, en beneficio de unos 17.500 productores que dispondrán de una opción de mercado directo y permitirá a la región contar con más alternativas productivas y mayores fuentes de ingresos, para una población de 400 mil habitantes de 11 cantones guanacastecos, Upala y las localidades de Paquera, Jicaral, Cóbano y Lepanto.
Señalo estos avances de algunos de los programas sectoriales estratégicos, para indicar que el sector está trabajando en superar obstáculos, con claridad en lo que hay que hacer para lograr aumento del empleo, el ingreso y la dignificación de las personas productoras y trabajadores del agro.


Luis Felipe Arauz Cavallini
Ministro de Agricultura y Ganadería de Costa Rica