Enviar
Dirigentes decidieron finalizar la tregua declarada hace un mes y exigen una política integral
Sector agrícola argentino retoma protestas


Buenos Aires
(EFE).-

Las cuatro entidades que representan a los agricultores de Argentina resolvieron retomar las protestas contra el Gobierno aunque sin bloquear carreteras ni reanudar la huelga comercial que realizaron durante tres semanas y que causó desabastecimiento de alimentos en todo el país.
Los dirigentes agropecuarios decidieron dar por finalizada la tregua declarada hace un mes, que puso un paréntesis a las protestas, para volver a manifestarse, pero "al costado de las rutas", sin impedir el tránsito.
"Es el final de una etapa, pero el principio de otra forma de movilización, manteniéndonos en estado de alerta, expresando la bronca, el malestar y la ansiedad que hay entre la gente del campo, pero con la voluntad de seguir discutiendo con el Gobierno", dijo en rueda de prensa Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria Argentina (FAA).
Las mesas directivas de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), la FAA, las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Sociedad Rural Argentina (SRA) acordaron además "comercializar lo estrictamente necesario" de la producción agropecuaria pues, a su entender, no hay condiciones "claras" en el mercado.
De todos modos, Buzzi aseguró que los agricultores no quieren desabastecer ni "confrontar con la sociedad".
Los productores agropecuarios realizaron durante tres semanas una huelga comercial con cortes de carreteras en demanda de una política agropecuaria integral y el levantamiento de un nuevo esquema de impuestos móviles a las exportaciones de granos.
La medida fue suspendida el pasado 2 de abril, por el plazo de un mes, para habilitar las negociaciones entre las entidades del campo y el Gobierno.
Las entidades agrícolas reclaman además al Gobierno una política integral de mediano y largo plazo para el sector, que no se limite solo a carnes de vacuno, granos y leche, sino que abarque también la producción porcina, las diversas economías regionales y una solución para los cerca de 5.000 productores que aún adeudan unos 800 millones de pesos (250 millones de dólares) al estatal Banco Nación.
Con todo, ratificaron que el tema "prioritario" siguen siendo los impuestos móviles a las exportaciones de granos, cuya implementación fue el detonante de la protesta del campo.
Los dirigentes coincidieron en que se avanzó "muy poco" en las discusiones abiertas con el Gobierno en este último mes.
Ver comentarios