Enviar
El 15 de diciembre se enviará al Congreso la legislación respectiva
Secreto bancario sería eliminado
La Ministra de Hacienda viajará a París el 4 de diciembre para explicar alcance de medidas
El proyecto implica que se va a prescindir de juez para pedir datos de contribuyentes


Costa Rica procederá a levantar el secreto bancario, dentro de un marco para la legitimación de capitales y para efectos fiscales.
Mediante una reforma al artículo 117 del Código Tributario, el Ministerio de Hacienda anunció este viernes que pedirá a la Asamblea Legislativa los cambios a la ley.
Esa norma, como se encuentra redactada actualmente, garantiza la confidencialidad de la información que los contribuyentes dan a la Administración Tributaria.
La reforma implicará que no será necesaria la intervención de un juez para abrir las cuentas bancarias y que estas estarán a disposición de las autoridades locales y las de los socios comerciales que soliciten información, “con propósitos fiscales”, anunció Jenny Phillips, titular de la cartera de Hacienda.
Se trata de lograr salir de una lista negra en que está Costa Rica, y que le representa el riesgo de recibir sanciones económicas muy fuertes de la comunidad financiera internacional.
La comunidad financiera demanda que el país se someta a la normativa, pues algunos hasta piensan que podría estar siendo un legitimador de capitales de dudosa procedencia.
Costa Rica dispone de una elaborada reglamentación para detectar operaciones sospechosas en bancos y entidades financieras que ya ha sido planteada por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero.
Bajo el sistema de “Conozca a su cliente” más de 5 mil empresas y más de un millón de personas están ahora bajo la lupa de la Sugef. Sin embargo, no son suficientes estas medidas, para la comunidad internacional, que a través de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), demanda los cambios. En especial, considera que recurrir a un juez para averiguar las cuentas bancarias, no es un mecanismo suficientemente transparente.
Esta organización de cooperación internacional, compuesta por 30 estados, tiene como objetivo coordinar sus políticas económicas y sociales. Fue fundada en 1960 y su sede central se encuentra en París, Francia.
Hasta esta capital viajará el 4 de diciembre próximo, la ministra Phillips para plantear los alcances de la reforma, ante este grupo de países desarrollados.
Entre las sanciones a que se expone el país mientras continúe en la lista negra de marras, está la cancelación de cooperaciones y el giro de fondos no reembolsables que vienen acompañados de créditos de organismos internacionales. Además, un incremento en las comisiones por créditos y sanciones de tipo comercial, entre otras.
No obstante, el interés del país de salir de la lista negra Phillips dejó sentado que dirá a los países del G-20 que el 15 de diciembre el Gobierno propondrá la reforma, pero que su aprobación depende por entero de la Asamblea Legislativa.
De resorte del Poder Ejecutivo será sin embargo, firmar al menos 12 convenios internacionales de intercambio de información tributaria, incluso la modernización del instrumento de este tipo que tiene firmado con Estados Unidos.
Para iniciar, la Ministra anunció que el próximo lunes firmará en el país, el convenio de intercambio de información tributaria, entre Costa Rica y Argentina, lo cual pone al país en línea con el cumplimiento de las obligaciones asumidas con la OCDE y la comunidad internacional.
Costa Rica está negociando convenios de este tipo con México, Holanda y Francia; y envió propuestas a Chile, Colombia, Brasil y Canadá y renegociaría una cláusula de intercambio de datos con Alemania y Suiza. Con estas dos naciones ya se firmó un acuerdo para evitar la doble imposición.
La ventajas, desde el punto de vista jurídico, de Costa Rica sobre otras naciones consideradas paraísos fiscales, es que los cambios no requieren reformas a la Constitución Política, y los convenios para suministrar información quedarán debajo de lo que dispone la Ley Básica.
Para las autoridades fiscales de Costa Rica las ventajas serán que estas tendrán a su alcance la información con lo cual podrán rastrear los capitales y mejorar la recaudación de los impuestos, dijeron asesores de Hacienda, consultados por LA REPUBLICA.
Mientras tanto, la banca misma está recurriendo actualmente a fuentes adicionales de información sobre sus clientes, a fin de poder identificar el origen y monto de sus ingresos.
Los cambios que se impulsan prevén además, que “las entidades deberán someter a las superintendencias, las políticas que utilizan para corroborar el perfil del cliente”,



Wilmer Murillo
[email protected]


Ver comentarios