Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



GLOBAL


Secretario Kerry alarmado por "operación infernal" en Gaza

EFE | Lunes 21 julio, 2014

Un grupo de jóvenes israelitas ven desde una colina cerca de la Franja de Gaza, cómo el ejército de su país ataca a las fuerzas palestinas. AFP/La República


Secretario Kerry alarmado por "operación infernal" en Gaza

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, calificó de "infernal" la operación militar de Israel en Gaza, durante una conversación telefónica privada que escucharon los periodistas que iban a entrevistarlo.
Kerry tuvo un día ajetreado con entrevistas en cinco programas noticiosos de la televisión estadounidense mientras seguía aumentando la cifra de bajas, en su mayoría civiles, durante la nueva ronda de violencias entre israelíes y palestinos.
Poco antes de salir a cámara en el programa de la cadena Fox de televisión, Kerry mantuvo una conversación telefónica con un asesor no identificado, sin darse cuenta de que los periodistas lo escuchaban.
"Es una operación infernal", dijo Kerry a su interlocutor. "Está escalándose significativamente. Tenemos que ir allí. Pienso que deberíamos ir esta noche. Es una locura quedarse sentado sin hacer algo".
Cuando, ya ante cámaras, el periodista Chris Wallace le preguntó sobre esas expresiones, Kerry dijo que "este tipo de operaciones es muy difícil".
"Reaccioné, obviamente, de la manera que cualquiera lo haría cuando se trata de niños y de civiles", agregó refiriéndose, aparentemente a las víctimas civiles de la violencia.
"La guerra es algo duro, lo he dicho públicamente y lo repito", señaló Kerry. "Nosotros defendemos el derecho de Israel a hacer lo que está haciendo".
"Apoyamos el derecho de Israel a defenderse contra los lanzamientos de cohetes", manifestó Kerry, quien subrayó que "Hamás ha iniciado este proceso después de que Israel trató de encontrar a quienes mataron a tres jóvenes", en alusión a los adolescentes judíos secuestrados y asesinados el pasado junio en Cisjordania, de lo que los israelíes acusaron al movimiento islamista.

Washington/EFE