Secretario de Setena: “Buscamos rebajar tiempos de respuesta”
“Nos debemos a la parte técnica y las decisiones tienen que estar justificadas técnicamente “, argumentó Freddy Bolaños, secretario general de Setena. Esteban Monge/La República
Enviar

Asegura que resolución sobre APM tardará menos del tiempo previsto

Secretario de Setena: “Buscamos rebajar tiempos de respuesta”

Freddy Bolaños trabaja para acortar plazos de revisión

Reducir los tiempos de respuesta, digitalizar procesos y desarrollar expertos certificados para evitar devoluciones innecesarias de los proyectos, son parte de las tareas que se ha planteado Freddy Bolaños, secretario general de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena).

201411242303560.n222.jpg
Sobre sus hombros y los de su equipo de trabajo pesa el futuro de la nueva terminal de contenedores de Moín, entre otros proyectos de importancia nacional, ya que a ellos les corresponde declarar si tiene o no el aval ambiental para continuar.
Por la importancia del tema, Bolaños afirma que se trabaja con minuciosidad, pero su deseo es quitarle el estigma a la institución de ser demasiado lenta en sus resoluciones.
¿Cuál es el estatus del estudio de la viabilidad ambiental para la terminal de contenedores? ¿Se tardará menos de los seis meses establecidos?
Está en análisis la información correspondiente del anexo. He tratado de manejar esto de la forma más transparente posible y sí le puedo decir que durará menos de los seis meses planteados. Estamos haciendo el trabajo lo más concienzudamente posible.
El tema con este proyecto es que hay posiciones polarizadas. Cualquiera que sea la resolución de esta Secretaría Técnica, habrá una parte que se verá afectada. De tal forma, la única manera de que salga bien librada es que haga un análisis muy pormenorizado de todos los documentos que forman parte del expediente, para decir con toda certeza si es viable o no.
¿Usted cree que la nota enviada por Allan Astorga —que cuestionaba algunos aspectos del anexo— vaya a influenciar la decisión final de los técnicos que revisan el proyecto?
Lejos de influenciarla, es un insumo importante para tomarlo en cuenta. La decisión que vaya a tomar Setena estará basada en aspectos técnicos, pues el equipo se ha tomado el tiempo para decidir.
El hecho de que él tenga una posición sobre ese tema no significa que vaya a cambiar una condición técnica. Lo que se está haciendo es una verificación de que los aspectos cuestionados por él estén contestados en la documentación.
Se lo pregunto porque había una fecha establecida para responder; Allan Astorga envía una carta y todo el proceso se atrasa por varios meses. ¿Por qué se pospone por tanto tiempo?
A pesar de lo dilatador que pueda significar, no solo don Allan, sino cualquier persona puede acercarse, hacer una consulta y nosotros tenemos la obligación de responderle en la resolución, y eso nos demanda trabajo. La modificación nos obliga a hacerlo así. Si usted lo hiciera, procederíamos de la misma manera.
¿Hasta qué punto un impacto positivo puede pesar sobre un impacto negativo en un proyecto?
Uno tiene una matriz de impactos, clasificados numéricamente. Se procede a clasificar los impactos que pueden ser moderados, bajo impacto, críticos o severos. Cuando el impacto es crítico lo puede atacar con medidas de mitigación, y aún teniéndolas tiene un impacto residual, usted lo puede manejar con compensación. Pero el impacto severo simple y sencillamente no puede manejarse con este esquema de trabajo.
Hay funcionarios técnicos que están siendo acusados por el tema de la mina Crucitas. ¿Esto podría influir en el criterio de los técnicos, para evitar que los vayan a acusar posteriormente?
Le reitero. Mi línea como director general es que nos debemos a la parte técnica y las decisiones tienen que estar justificadas técnicamente. Lo que sucede con Crucitas nos deja como enseñanza que debemos hacer un trabajo técnico de altísimo nivel para estar completamente seguros de la decisión que estamos tomando.
El hecho de que se esté dando este proceso con el proyecto de Crucitas es muy lamentable, pero no tiene por qué influenciar en este proceso, porque al fin y al cabo estamos haciendo el mejor trabajo posible, para tener el criterio técnico completamente claro para tomar una decisión en el proyecto de APM.
Si el proyecto no tiene la viabilidad ambiental se archiva. ¿Qué significa eso?
Si este proyecto por la razón que sea no tiene la viabilidad ambiental, la acción administrativa es archivar el proyecto. Tiene que volver a entrar al proceso de revisión de cero. No es solamente volver a dibujar, es pasar por audiencia pública, es replantearlo, lo que puede implicar volver a hacer estudios que podrían llevar dos o tres años.
Por otro lado, la empresa que hará el proyecto de la Ruta 32 estima que cuando se apruebe el proyecto en la Asamblea Legislativa, tardaría ocho meses más para iniciar obras mientras logra obtener la viabilidad ambiental. ¿Eso es así?
Entre los objetivos que yo tengo para los próximos años, queremos que estos plazos se reduzcan, pero no siendo más laxos, sino que sea más rápido pero igualmente estrictos.
No le podría dar un periodo de respuesta, pero ocho meses no puede ser posible.

Rodrigo Díaz
[email protected]

Ver comentarios