Enviar
Secretario de la ONU viaja a Birmania

Ban intentará lograr flexibilidad de la Junta Militar para ampliar ayuda

Naciones Unidas
EFE

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, viajó ayer a Birmania para reunirse con el jefe de la Junta Militar de ese país, el general Than Shwe, y presionar más para que aumenten la escasa asistencia dada hasta ahora a los supervivientes del ciclón tropical Nargis.
“Este es un momento crítico para Birmania, a donde sólo ha llegado ayuda para el 25 por ciento de los afectados” que se cifran entre 1,6 y 2,5 millones de personas, señaló ayer Ban durante una declaración a la prensa antes de emprender el viaje.
Ban confirmó que el próximo jueves se entrevistará con el general Than Swe, que no respondió dos llamadas telefónicas que le hizo después de la catástrofe del ciclón, ocurrida el pasado 2 de mayo, como tampoco ha hecho con las cartas enviadas desde Naciones Unidas.
Precisó que desde Rangún se desplazará a la destruida zona del delta del río Irrawaddy y luego volverá a la antigua capital birmana para entrevistarse “con los líderes de la Junta Militar y otros representantes del Gobierno”.
El paso de Nargis por el sur de Birmania ha causado, según la ONU, más de 100 mil muertos y aproximadamente 2,5 millones de desplazados, aunque las autoridades birmanas sólo reconocen 77.738 muertos y 55.917 desaparecidos.
“Es mi deber mostrar mi solidaridad al pueblo y las autoridades birmanas en este momento de crisis y desafío”, subrayó Ban, que insistió en que quería comprobar por sí mismo la situación en las áreas más afectadas y reunirse con el personal de asistencia humanitaria de la ONU y de las organizaciones no gubernamentales que allí trabajan.
Resaltó la reciente decisión de los militares birmanos de permitir la entrada de más personal humanitario proveniente de países vecinos, así como la luz verde que han dado para que nueve helicópteros del Programa Mundial de Alimentos (PMA) trabajen en áreas hasta ahora inaccesibles.
Ban cifró las pérdidas provocadas por Nargis en más de $10 mil millones y advirtió de que las tardanzas en las siembras añadirán más penurias a las causadas por desastre natural.
Su visita al hermético país asiático concluirá el próximo domingo con su participación en la conferencia internacional de países donantes que se celebrará en Rangún en busca de recursos para la reconstrucción del país.
El objetivo de esa reunión, copatrocinada por la ONU y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) es, según el mismo Ban, “buscar asistencia financiera para dar una respuesta humanitaria internacional ante las urgencias actuales”.
La actuación de la Junta Militar birmana con sus propios conciudadanos en el lento reparto de asistencia ante el desastre, así como en la concesión de visados para personal sanitario extranjero ha causado numerosas críticas de la comunicad internacional.
Entre ellas, las del mismo Ban y las del subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, que está en el país desde el pasado domingo.
Ver comentarios