Se reduce poder petrolero de Irán
Enviar
Se reduce poder petrolero de Irán

El alza impulsada por Irán en los precios del petróleo hasta el nivel más alto desde 2008 disimula la menor importancia del productor de Oriente Medio para el abastecimiento mundial de petróleo en tanto una inversión récord en exploración descubre yacimientos de Argentina a Angola.
Las nuevas reservas aliviarán la presión sobre los precios, según el Centro de Estudios de Energía Mundial. Los futuros muestran que los inversores esperan que el crudo Brent de referencia baje de los actuales $125 el barril a menos de $100 en 2015. El gasto mundial en exploración, con Exxon Mobil Corp. y Royal Dutch Shell Plc a la cabeza, este año aumentará 20% a por lo menos $90.000 millones, muestran las investigaciones de Barclays Plc.

La exploración marina podría permitir acceder a 25.000 millones de barriles de petróleo este año, más de cuatro veces las reservas restantes de Noruega, según Morgan Stanley. Además, están los llamados yacimientos no convencionales de los Estados Unidos, donde la producción petrolera del esquisto de Dakota del Norte se elevó 75% el año pasado, y de Argentina, que alberga un yacimiento descubierto el año pasado por Repsol YPF SA que podría contener unos 23.000 millones de barriles.
“El precio del petróleo tiene que bajar porque las perspectivas de oferta son muy positivas”, señaló Manouchehr Takin, analista del Centro de Estudios de Energía Mundial. “La tasa de demanda no va a crecer como en el pasado conforme utilicemos los recursos de manera más eficiente”.
El Foro Internacional de la Energía (IEF, por sus siglas en inglés), compuesto por un grupo de países que dan cuenta de más del 90% de la oferta y la demanda mundiales de petróleo y gas, se reunió ayer en Kuwait en tanto crece la presión de Estados Unidos, la Unión Europea e Israel sobre Irán para que ponga fin a su programa de investigación nuclear. El foro fue fundado en 1991 para analizar la seguridad energética internacional.
El ministro del Petróleo de Arabia Saudita Ali al-Naimi y el subsecretario de Energía de los EE.UU. Daniel Poneman, que representan al mayor exportador mundial y al mayor consumidor mundial, se sumarán a los ministros de más de 70 países para evaluar cómo satisfacer la demanda futura de energía y mitigar la volatilidad de los precios. Estarán presentes ejecutivos de compañías como Exxon, Shell y Total SA.

Bloomberg

Ver comentarios