Enviar
Se perfilan los playoffs
Filis, Medias Rojas y Yanquis prácticamente clasificados

Uno más o uno menos, a cada equipo de las Grandes Ligas les faltan 50 partidos para terminar la temporada regular que consta de 162 juegos y sin tomar en cuenta los resultados de ayer domingo, hay varias cosas definidas en la Gran Carpa y otras que están por verse.
En la División Este de la Liga Americana, los enconados rivales, Medias Rojas de Boston y Yanquis de Nueva York cerraban anoche una serie de tres juegos que estaba empatada a uno. No importa el resultado de anoche, estas dos novenas potentes y reforzadas hasta lo máximo, tienen virtualmente asegurada una, el primer lugar de la División y la otra, la posición de Comodín. Boston y Nueva York estarán en los playoffs. El que ganaba anoche asumía la cima de la División con 70 triunfos y 43 reveses; en las otras divisiones los aspirantes al Comodín están a mil kilómetros de distancia.
Una noticia buena para los fanáticos de los Bombarderos, es que Alex Rodríguez viene de vuelta pronto y una mala para los fanáticos de los Red Sox, es que el Papi Ortiz está “cabreado” porque nadie le habla de renovar el contrato a pesar de los buenos números en esta campaña. ¿Podría pasar Papi a los Yanquis como bateador designado si los Mulos fletan a Jorge Posada?
En la División Central del nuevo circuito se inicia mañana en Cleveland una serie crucial, diríamos que la última oportunidad para la Tribu de acercarse al primer lugar que ocupan los Tigres de Detroit. El sábado por la noche los Indios estaban a cuatro juegos de los felinos y se inicia serie de tres juegos entre ellos.
Solo Miguel Cabrera, primera base de los Tigres, vale más que toda la nómina de los Indios; la diferencia de fuerzas es grande, sin embargo, la Tribu aún no se rinde ni se derrumba. Los Medias Blancas de Chicago que ganaron ayer, tienen una leve posibilidad de cazar a los líderes y quienes sí se hundieron fueron los Mellizos.
En el Oste de la Americana, Vigilantes de Texas y Angelinos de Los Angeles entran a un cierre de temporada de infarto, separados hasta el sábado por un juego de distancia, Texas arriba.
En la Liga Nacional, el mejor equipo de las dos Ligas, los Filis de Filadelfia, hacen caso a los pronósticos y con su cuarteto de abridores estrellas: Halladay, Lee, Hamels y Oswald, arrasan en el Este con 74 victorias. Los Bravos van segundos a nueve juegos y medio hasta el sábado.
Sin embargo, gracias a la mediocridad de promedios de las otras dos Divisiones, Atlanta es el favorito a dejarse el Comodín, pues está cuatro juegos arriba de Arizona, 4-5 de Cardenales y nueve de Mets, de nuevo equipo decepción de la campaña.
En la Central de la Nacional se derrumbaron los Piratas, sensación de la primera parte de la temporada, con nueve derrotas seguidas. Lideran los Cerveceros y a tres juegos de diferencia los Cardenales. No hay nada escrito con Albert Pujol en la caja de bateo y Tony Larrusa de mánager.
El Oeste es un infierno entre los Gigantes de San Francisco, campeones mundiales y los Cascabales de Arizona. Medio juego los separaban de la cima el sábado. Rockies y Dodgers se quedaron rezagados.

Gaetano Pandolfo
[email protected]
Ver comentarios