¡Se hunde el Heat!
Enviar
¡Se hunde el Heat!
Cuatro derrotas en fila, mientras Lakers recuerdan a Spurs quién manda en la NBA


El base Derrick Rose encestó 27 puntos y el alero sudanés Luol Deng coronó una racha de 18 tantos con dos tiros libres, que pusieron a los Bulls de Chicago en control de las acciones para derrotar 86-87 al Heat de Miami, que perdió por cuarta vez consecutiva.
El partido que era el duelo por el segundo puesto en la Conferencia Este dejó en evidencia la crisis de juego que sufre el Heat, que por momentos volvió a ser imparable con sus estrellas y luego desapareció para al final tampoco encontrar el acierto de las canastas decisivas, que fallaron.

El alero LeBron James consiguió 26 puntos, su compañero de ataque el ala-pívot Chris Bosh agregó 23 y el escolta Dwyane Wade consiguió 20 tantos para el Heat (43-20), que no reencuentran la fórmula ganadora y la figura del entrenador Erik Spoelstra cada día está más cuestionada.
Todo lo contrario, el entrenador novato de los Bulls, Tom Thibodeau, uno de los aspirantes al premio del mejor del año, confirmó que es un gran especialista en el juego defensivo y además ahora tiene a jugadores que pueden resolver los partidos en los momentos claves.
Mientras, en San Antonio, ayer por la tarde, puede que los Spurs sumen la mejor marca de la liga, pero los Lakers de Los Ángeles con su estrellas al frente, el escolta Kobe Bryant y el ala-pívot español Pau Gasol, ganaron 83-99 en el AT&T Center de la ciudad del Alamo para recordarles que ellos son los dobles campeones de liga.
De nuevo Bryant con 26 puntos (12-25, 1-3, 1-1), siete rebotes y cinco asistencias, fue el líder encestador.
Como ya es habitual, Gasol respondió junto a Bryant y fue el jugador más completo del equipo al conseguir 21 puntos y seis rebotes para ser el segundo máximo encestador de los Lakers.
Los Lakers (45-19), ganaron el sétimo encuentro consecutivo y no han perdido desde el descanso del Partido de las Estrellas.
A pesar del triunfo, los Lakers siguen a seis juegos y medio de los Spurs en la lucha por la mejor marca de la Conferencia Oeste y aunque hasta el propio entrenador de los campeones de liga, Phil Jackson, reconoció que tienen muy difícil darles alcance, al menos les quedó la satisfacción de humillarlos en su propio campo.

Miami. EE.UU.
EFE

Ver comentarios