Enviar

Se duplicó cantidad de niños con atención especial

201307080918381.deficit-atencional.jpg
La cantidad de alumnos que solicitan modificación en la entrega de materia y la aplicación de los exámenes por trastornos de aprendizaje, se duplicó desde 2000.

El problema es que estos menores requieren atención especial del maestro y condiciones diferentes al aplicar una prueba, pero muchos centros no cuentan con el personal suficiente ni la infraestructura, por lo que los docentes piden un pago adicional.

Esta condición se clasifica en limitantes de acceso, adecuaciones no significativas y significativas dependiendo de la necesidad del estudiante.

Al menos 59 mil estudiantes contaban con este sistema en 2000, pero ahora la cantidad supera los 140 mil en adecuaciones no significativas, según datos del Ministerio de Educación.

El incremento es más notable en el tercer ciclo y educación diversificada, donde el número paso de 10 mil a más de 40 mil en este mismo periodo.

Con respecto a las solicitudes de adecuación de acceso el año anterior, Educación registro más de 9 mil, número que ha sido constante en los últimos años, mientras que en las escuelas nocturnas han ido disminuyendo los requerimientos en general.

Esta situación pone en problemas al personal docente, que asegura no tener las condiciones adecuadas para atender a estos menores, pues es necesario preparar programas distintos y horas extras de trabajo.

Por ello la Asociación Nacional de Educadores le propuso al Ministerio un aumento del pago adicional que reciben los docentes, pues actualmente es del 6,8% y solicitan el 15% sobre el salario. Será hoy que conozcan la decisión de las autoridades.

Cuando un estudiante solicita una adecuación curricular significativa, el docente debe entregarle la misma materia pero de forma más sencilla y con sistemas que faciliten su aprendizaje, por lo que es necesario priorizar a este alumno.

Igual ocurre con la aplicación de exámenes, pues los maestros deben disponer de espacios aparte como un aula solo para ese estudiante y así lograr que no se distraiga o dar más tiempo que a los demás.

En algunos casos hacen los exámenes orales y el maestro debe sacar el tiempo aparte del grupo para aplicarlo.

Mientras que las adecuaciones de acceso requieren material como pizarras luminosas para quienes tienen problemas visuales, y el Ministerio no las entrega.

La que requiere más trabajo de parte de los docentes es la significativa, pues es necesario cambiar los programas y hacer hasta cinco exámenes diferentes.

De un aula de 25 a 30 estudiantes al menos cinco presentan una adecuación curricular, en esos casos el mismo profesor debe impartir la clase en al menos seis maneras diferentes.

Angie Calvo
[email protected]

Ver comentarios