Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Se debilita capitalismo estatal chino

Redacción La República [email protected] | Miércoles 21 marzo, 2012



Se debilita capitalismo estatal chino

El alejamiento de Bo Xilai la semana pasada del máximo cargo de Chongqing es un indicio de que China fortalecerá el papel de la empresa privada en la economía y que reducirá el capitalismo de estado, dijo Zhang Xin, máximo responsable ejecutivo de Soho China Ltd.
Zhang, cuya compañía es la mayor desarrolladora inmobiliaria del distrito comercial del centro de Pekín, dijo ayer en el programa de Charlie Rose que la salida de Bo y las declaraciones de la semana pasada del primer ministro chino, Wen Jiabao, sobre la continuación de la apertura económica son indicios de que se debilitará el modelo centrado en el crédito bancario estatal y las empresas del estado.
“Pienso que eso fue muy preocupante durante una serie de años, pero a esta altura ya parece resuelto”, dijo Zhang, según una transcripción de la entrevista.
En Chongqing, donde se desempeñó como el funcionario de mayor rango hasta que el 15 de marzo se anunció su alejamiento, Bo hizo hincapié en proyectos de dirección estatal y en el crédito de los bancos del estado para impulsar el desarrollo económico y reducir la brecha entre ricos y pobres. Chongqing superó a las otras tres municipalidades que dependen de forma directa del gobierno central –Pekín, Shanghái y Tianjin- en producción económica per cápita luego de que Bo entre en funciones en 2007.
Bo, que tiene 62 años, es hijo de uno de los fundadores de la República Popular China e integra el Politburó del Partido Comunista. Las posibilidades de que Bo ingresara al Comité Permanente del Politburo, el cuerpo de nueve hombres que ejerce la autoridad suprema en China, declinaron luego de que su jefe de policía pasó la noche en un consulado estadounidense el mes pasado y generó especulaciones de que se encontraba ahí para pedir asilo.
Bo conserva su lugar en el Politburo luego de que el viceprimer ministro, Zhang Dejiang, lo reemplazara en Chongqing. Si hoy se busca el nombre de Bo en el servicio de microblogging Weibo de Sina Corp., aparece una notificación que dice que “sobre la base de leyes, regulaciones y políticas, no pueden mostrarse los resultados de la búsqueda ‘Bo Xilai’”.
Durante su gestión en Chongqing, Bo rescató canciones patrióticas “rojas” y consignas de la era de Mao.
“Durante un tiempo, parecía que estábamos volviendo a los tiempos maoístas”, dijo Zhang.
Mientras Bo estuvo al frente de Chongqing, la municipalidad de alrededor de 30 millones de habitantes también obtuvo líneas de crédito de por lo menos 95.000 millones de yuanes ($15.000 millones) de la entidad crediticia estatal China Development Bank para proyectos de infraestructura como calles y obras hídricas. Compañías estatales como Chongqing Changan Automobile Co., la socia china de Ford Motor Co., se encuentran entre las empresas más grandes de Chongqing.

Bloomberg