Enviar
¿Se debe variar el cálculo del salario mínimo?

Coordinador de información
Carlos J. Mora
[email protected]


CARLOS PEREZ
Diputado de Liberación Nacional y proponente



El salario mínimo no debe ser otra cosa más que un salario justo. El salario mínimo es el salario más bajo que se le puede pagar por ley a un costarricense por entregar su fuerza laboral a su patrono o empresa por una jornada.
Y aquí es importante destacar que nuestra Constitución Política señala, en su artículo 57, que todo trabajador tiene derecho, por una jornada completa de trabajo, a un salario mínimo que le garantice bienestar y existencia digna. Por lo tanto, este proyecto de ley lo que pretende es que esas familias costarricenses puedan acceder a esa existencia digna y ese bienestar que la Constitución les garantiza.
Porque con los salarios mínimos que hoy están establ
ecidos, de apenas ¢190 mil mensuales, no existen posibilidades de que una familia promedio de 3,7 miembros pueda sobrevivir adecuadamente, ya que con esos exiguos ingresos no les alcanza para cubrir los costos de la canasta alimentaria, para pagar los servicios básicos y cubrir las necesidades elementales de vestido, salud, educación y el mínimo derecho humano a la recreación. Estos salarios deben ser fijados con base en parámetros técnicos que respondan a satisfacer las necesidades elementales de la familia.



LUIS GAMBOA
Presidente de AMCHAM


No

Nuestro país ha avanzado mucho en competitividad, pues pasó del puesto 59 en 2008-2009 al puesto 55 en 2009-2010, pero también es importante entender que existe mucho espacio para mejorar
Por eso nos ha llamado la atención el proyecto de ley para aumentar el salario mínimo de los trabajadores de ¢180.720 a ¢353.510 mensuales, que significa un aumento del 96% a la base de los salarios de todos los trabajadores, independientemente de su nivel de ingreso.
¿Cómo afecta este potencial aumento la competitividad y la facilidad de hacer negocios? Indudablemente que de manera negativa. Un aumento de este calibre vendría a aumentar los costos de las empresas y su competitividad. En diferentes foros hemos discutido que los crecimientos reales en los salarios deben estar relacionados con la productividad; de lo contrario, la consecuencia es la reducción en la producción porque nuestros industriales no pueden competir con mercadería importada de otros países. Esta propuesta traería despidos, incumplimientos, trabajo informal; en fin, todo lo que no deseamos que impacte a nuestra fuerza laboral.
Ver comentarios