¡Se cayó el país!
Marco Monge/La República
Enviar

¡Se cayó el país!

Fuente de la Hispanidad vibró con cánticos y cornetas

Como buen fortín que es, la Fuente de la Hispanidad se preparaba a recibir a un mar de gente dispuesta a gritar lo grande que es su país. En ningún otro partido de la Sele esa celebración parecía postergarse tanto como ahora.

201406292240420.a44.jpg
Gerson Vargas/La República
Y esto porque algunos no esperaron al minuto 90 para confirmar la victoria. Luego en el camino, los relatores de radio les dieron la noticia de que no todo estaba terminado. Y todo se detuvo, la celebración se postergó y la Selección jugaría 30 minutos más con un hombre de menos y con la sensación de que dejaba ir la victoria más importante del fútbol criollo.
Pero los penales llegaron, ningún tico falló y Keylor Navas se erigió como el mejor portero de este Mundial.
Una vez que Michael Umaña envió el último balón al fondo, la fiesta estaba asegurada.
Y fue así como el pase a cuartos de final convocó a miles de camisas rojas en el epicentro de las celebraciones.
El tico, acostumbrado a celebrar con rabia, dirigió la celebración contra la FIFA, el árbitro y cuanto obstáculo se le puso al equipo de Pinto para llegar adonde está.
Las calles, puentes y centros comerciales se llenaron de banderas y sonrisas multicolores, fundidos en un abrazo que solo el fútbol permite.
El presidente de Costa Rica entiende esto muy bien y volvió a ser uno más de la avalancha blanco, azul y rojo que vivió la mayor fiesta jamás antes vista.
Este epicentro de las grandes celebraciones, que vio los festejos ante dos campeones mundiales y uno europeo, podría vestirse de gala para los partidos ante Holanda, semifinal y final. ¿O es que estamos muy lejos para eso?

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios