Logo La República

Miércoles, 20 de octubre de 2021



GLOBAL


Se agrava crisis en Egipto tras llamado de Mursi

EFE | Viernes 07 diciembre, 2012

Pese a que el Palacio Presidencial y sedes partidarias se encontraban custodiadas, los manifestantes irrumpieron derribando barricadas y enfrentando las fuerzas armadas. AFP/La República


Se agrava crisis en Egipto tras llamado de Mursi

Unas 3.500 personas irrumpieron ayer en la sede principal de los Hermanos Musulmanes, situada en la meseta de Al Muqatam, en el este de El Cairo, y destruyeron ventanales y el mobiliario, según denunció el grupo e informó la agencia oficial Mena.
En su página web, la cofradía calificó de "agresión terrorista" el ataque, del que el secretario general del grupo islamista, Mahmud Husein, responsabilizó al ministro del Interior, Ahmed Gamal.
Este ataque se produjo pese a que el edificio se encontraba fuertemente custodiado por fuerzas de seguridad, que, tras el asalto, se enfrentaron con grupos de manifestantes.
En tanto, los manifestantes opositores a Mursi, que durante la jornada mantuvieron una presencia pacífica en los alrededores del Palacio Presidencial de El Cairo, intentaron romper el cordón militar establecido para proteger el edificio.
Estos ataques se producen poco después de que el presidente egipcio Mohamed Mursi ofreciera ayer en un discurso a la nación abrir un diálogo nacional con la oposición el próximo sábado.
Ante los disturbios y la crisis política que vive el país, el Mursi tendió una mano a las fuerzas de la oposición para celebrar un diálogo nacional sobre los asuntos en disputa.
En un esperado discurso a la nación, Mursi convocó para el próximo sábado a todos los grupos políticos, jóvenes de la revolución y los jueces con el fin de "lograr un acuerdo global para salir de la división".
Los temas que se abordarán en la reunión serán la ley electoral, el Consejo de la Shura (Cámara alta del Parlamento) y el referéndum sobre la nueva Constitución, previsto para el próximo 15 de diciembre y que cuenta con el rechazo de las fuerzas no islamistas.
Sin embargo, las primeras reacciones de los manifestantes ante el Palacio Presidencial fueron de ira -muchos de ellos evocaron los últimos discursos de Hosni Mubarak- y la sede principal de los Hermanos Musulmanes fue asaltada por una turbamulta.
Pese a abrir la opción a negociar sobre el plebiscito, Mursi subrayó que "el Estado se prepara para celebrar el referéndum, y si el pueblo lo acepta, comenzará la construcción de las instituciones del estado".
En caso de ser rechazada la Carta Magna en la consulta, el presidente indicó que formará una nueva Asamblea Constituyente, "ya sea por consenso o mediante elección directa, para elaborar una nueva Constitución".
Sobre el otro tema en disputa, la declaración constitucional promulgada hace dos semanas, Mursi ofreció renunciar al artículo 6, que estipula que "el presidente, en caso de amenaza a la revolución, a la unidad nacional o a la seguridad de la nación, podrá tomar todas las medidas que vea necesarias".
El presidente señaló que "si el diálogo con las fuerzas políticas así lo decide" renunciará a estas prerrogativas e insistió en que este artículo tenía el objetivo de "garantizar la protección del país, su pueblo y su seguridad".


El Cairo/EFE


 

 






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.