Enviar

Se acentúa la crisis

A los malos resultados se le suma la separación de Mauricio Montero del cuerpo técnico

201308262223060.A1.jpg
Mauricio Montero, el primer damnificado de la crisis de la Liga. www.imagenesencostaricaca.com/La República
Un punto de 12 posibles, tres derrotas, un mal desempeño y estar en el fondo de la tabla de clasificación, parecía suficiente para dejar claro que la Liga Deportiva Alajuelense está sumida en una crisis deportiva.
Pero no, faltaba otro problema, solo que este tiene más características de administrativas, aunque la repercusión es directamente en el área deportiva. La junta directiva separó del cuerpo técnico del primer equipo a Mauricio Montero Chinchilla, quien era el asistente de Óscar Ramírez.
Montero dijo el viernes de la semana anterior, cuando regresaban de Panamá, que los problemas de los malos resultados no eran producto del actual cuerpo técnico, sino de lo mal que trabajó el anterior, es decir, Manuel Keossian.
“Fueron cinco meses en que no se hacía trabajo táctico, era nada más que los muchachos se pusieran el chaleco e hicieran colectivos. Así que se perdieron todos los conceptos de salida, de mantener el bloque, de atacar en conjunto, y no hemos tenido tiempo de recuperar ese trabajo perdido”.
Esas declaraciones fueron consideradas como una falta de ética por parte de la directiva manuda, por lo que ayer anunciaron que Montero debía dejar su puesto y que se le reubicaría en las ligas menores del equipo.
“Queremos enfatizar que en esta institución respetamos la libertad de expresión y Mauricio Montero siempre ha gozado de esa libertad de expresarse libremente; sin embargo, tras las declaraciones que brindó relacionadas al trabajo táctico que se realizó en el torneo Verano 2013, nos vemos en la obligación de desmentir debido a que no corresponden con los hechos”, indicó en conferencia de prensa el presidente alajuelense Raúl Pinto.
Según la dirigencia esas declaraciones constituyen una falta de ética, la cual ha puesto en entredicho el trabajo serio de muchas personas dentro y fuera de la institución.
“Todos en la Liga apreciamos profundamente a Mauricio y estamos muy agradecidos por su trabajo. Por esta razón, le hemos ofrecido que permanezca en la institución en otro puesto el cual oportunamente les comunicaremos”, agregó el jerarca manudo.
“En estas declaraciones de Mauricio ha inmiscuido a compañeros de él, a junta directiva, a comisión técnica, a gerente deportivo y eso no lo vamos a permitir. Lo que habló Mauricio fue de un mal trabajo del anterior entrenador y eso no está avalado por los jugadores, quienes me han dicho que es un muy buen entrenador y estamos hablando de una persona que ha ganado muchos campeonatos y ha trabajado en 16 países. Estamos hablando mentiras y eso por nuestra investidura no podemos permitirlo”, añadió Pinto.
Ante la consulta de qué piensa Óscar Ramírez, actual entrenador de Alajuelense, de que le quiten a su mano derecha, expresó que debe respetar las decisiones de la directiva, aunque es claro que deseaba la permanencia de Montero a su lado.
“Óscar está a un lado, él quiere a Mauricio, han sido compañeros toda la vida, pero primero está la institución que las personas. Hay un código de ética en el cual hay normas que hay que cumplir”, aseguró el presidente, quien reveló que desde el viernes tomaron la decisión de separar a Mauricio.

Cristian Williams
[email protected]

Ver comentarios