Se acabaron las palabras
Josimar Arias tratará de causarle muchos problemas a la defensa rojinegra en la final de este domingo. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Se acabaron las palabras

Este domingo habrá campeón o bicampeón; todo a definirse en un partido de poder a poder

Un partido, de 90 o 120 minutos, una definición, en tiempo reglamentario, suplementario o por penales; lo cierto es que este domingo se definirá el campeón del Torneo de Invierno y aunque Herediano arriba como favorito, Alajuelense tiene la última palabra.

201312202358250.a11.jpg
Será el duelo entre el equipo más ofensivo del campeonato, contra la mejor defensa; un técnico que cree en el poder de ataque de su equipo, impulsado desde atrás por un grupo ordenado y talentoso, ante otro que arma a su escuadra desde atrás, sostiene al rival, le trata de quitar el balón y busca resultados en la bola muerta o en la sorpresa.

Ramírez afinó su defensa en el cierre del campeonato, pese a las lesiones de Johnny Acosta, que ya volvió, y Elías Palma y lleva números de nueve goles a favor por uno en contra en los últimos siete partidos.
No obstante, en ese mismo periodo, Herediano tiene cuentas de 18-6, hizo el doble de los goles rojinegros aunque recibió seis más; eso muestra lo que estará en juego este domingo. Está claro que un gol, sobre todo de Heredia, abriría el juego y si no, se prevé un encuentro cerrado del que muchos auguran una definición por penales.
Los futbolistas se dicen listos, los manudos afirman que cualquier otro resultado que no sea obtener el campeonato sería un fracaso; los heredianos se dicen dispuestos a “morirse” en la cancha por obtener el bicampeonato.
“La táctica fija es importante y esta final podría definirse de esa forma”, augura Jerry Palacios, quien señala que el público que llenará el Rosabal Cordero este domingo no los asusta porque los que juegan son 22 jugadores en el campo y además que ellos están acostumbrados a luchar en escenarios difíciles, como lo hicieron ya este año en el Estadio Azteca.
Por su parte, el central florense Pablo Salazar habla de “partirme el alma” por un título que tienen tan cerca y su compañero Josimar Arias asegura que no le importa si le aplican juego brusco porque para este juego lo único que interesa será ganar.
Con respecto a la última posibilidad a la que apeló Herediano, en el Comité de Alzada de la Unafut, para que Víctor “Mambo” Núñez pudiese jugar, quedó desechada debido a que esa agrupación confirmó las cuatro fechas de suspensión para este jugador.
El Herediano tiene 34 años de no obtener un bicampeonato y además va por su vigésima cuarta corona. La gerencia anunció que ya vendió todo el boletaje para este juego, pese a un alto valor de las entradas que les asegura una taquilla que ronda los ¢100 millones.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios