Enviar
Se encienden los aros


Listas semifinales olímpicas de baloncesto, sin muchas sorpresas
Luis Rojas y EFE
[email protected]

Con un susto para Argentina, que en el último segundo pudo quedar eliminada de las semifinales del baloncesto en los Juegos Olímpicos, ayer quedaron definidos los cuatro equipos que todavía pueden aspirar al oro.
Estados Unidos - Argentina y España - Lituania son los juegos que encienden los aros y ponen caliente la recta final hacia la presea dorada.
El partido entre argentinos, campeones olímpicos, y griegos, subcampeones del mundial Japón 2006, fue una noche de tiros largos; una cita en la cumbre entre selecciones que se conocen, que se respetan y que han cimentado el éxito internacional en un modelo de baloncesto muy similar.
Carlos Delfino, el jugador mejor pagado del baloncesto europeo gracias al fichaje para las tres próximas temporadas del Khimki ruso, regaló al cuadro americano la posibilidad de quebrar la contienda desde el arco de triples, la mejor arma argentina del choque (12 de 27 a los 35 minutos).
El alero del club moscovita, con un juego que justifica más que de sobra el desembolso hecho por él, enganchó dos triples seguidos que empujaron a los griegos al borde de la eliminación (62-55 m.32). Pero el cruce estaba destinado a otro tipo de desenlace. Grecia renació como el Ave Fénix.
Antonis Fotsis empató a 66 y se vino un final cerrado en el cual en el último minuto el ataque griego perdió la pelota en un campo atrás. Argentina le dio el balón a Ginobili. Abrió a los cuatro hombres y dejó al ‘Manu’ que se jugase un uno para contra Papaluka
s desde la cabecera de la zona. Ginobili penetró, vio que la defensa helena mandaba la ayuda de un pívot para parar la penetración y, en un gesto majestuoso, se cambió el balón a la mano izquierda y dejó una bandeja que vale una semifinal olímpica (80-75 a 46 segundos de la bocina).
Grecia no se rindió y con el marcador 80-78 a falta de ocho segundos Ginobili intento un triple que falló, y Vasilis Spanulis, cinco después, desde la zona de tres, quemó la última bala helena, la que podía dejar fuera a Argentina, pero falló.


• Argentina enfrentará ahora a Estados Unidos, que ayer destrozó a Australia 116-85 y sigue como los firme candidato al oro olímpico, si algo muy extraordinario no pasa.
• Para la otra semifinal, Lituania hizo sufrir al anfitrión y lo dejó fuera de cualquier posibilidad al vencerlo 94-68, mientras que España firmó su pase a semifinales olímpica, 24 años después de la última (y primera, en Los Angeles 84), al derrotar a Croacia 72-59.
Ver comentarios