Logo La República

Miércoles, 11 de diciembre de 2019



COLUMNISTAS


Se discuten en la Asamblea Legislativa reformas electorales

Vladimir de la Cruz [email protected] | Miércoles 13 febrero, 2019


Pizarrón

Se está discutiendo en la Asamblea Legislativa un conjunto de reformas electorales, por iniciativa del grupo “Poder Ciudadano Ya”, con ánimo de reformar algunos artículos de la legislación electoral, para hacerla más moderna y procurar igualmente más y mejor representación democrática.

Cuando la presidenta Laura Chinchilla constituyó una Comisión de Notables, así llamada, para analizar aspectos de la estructuración del Estado y de la Administración, allí propuse, como miembro que fui de ella, justamente elevar el número de diputados a 87, con una lista nacional de 30 adicionales a los ya existentes provinciales.

La esencia de esa propuesta era igual que la que actualmente se discute en la Comisión Parlamentaria. Era mejorar la representación y con la lista nacional procurar elevar la calidad de la representación, porque esa lista obliga a los partidos políticos a colocar allí a sus mejores personas, sus mejores candidatos, hombres o mujeres. En su momento, mi propuesta, provocó un escándalo por el número sugerido de diputados y por el eventual costo que ello podría significar.

No era una cifra caprichosa la del número de diputados. Habíamos analizado diferentes países con poblaciones similares a la nuestra. Estaba claro que para países con población de 5 millones de habitantes el número de diputados oscilaba entre 170 y 220. Países con menor población, incluso de América Latina, tenían hasta 120.

En mi propuesta se mantenían los 57 diputados provinciales, electos como está establecido actualmente, en correspondencia al número de habitantes por provincia, para asignar el número de diputados que le corresponde a cada una, de conformidad a los resultados censales de cada diez años, motivo por el cual se mueve el número de diputados de cada provincia, para periodos decenales.

En aquella ocasión discutimos la posibilidad de desarrollar distritos electorales para la elección de diputados, sin llegar a acuerdo con ellos.

Cuando presentamos las propuestas a la presidenta Chinchilla ella acogió menos del 50%, entre ellas la de reformar el número de diputados, solo que ella propuso en aquel momento hacerlo por distritos electorales, que no había sido nuestra propuesta.

La Asamblea Legislativa en ese momento dio lectura a las propuestas enviadas por la presidenta Chinchilla, sin que ello tuviera mayor trascendencia, además de que no era el momento político más apropiado para impulsar esa discusión.

La propuesta de “Poder Ciudadano Ya”, que se discute actualmente, propone elevar el número de diputados a 84, de los que se elegirían 42 por distritos electorales uninominales, esto quiere decir que cada distrito elige solo un diputado, y 42 diputados se elegirían en lista nacional.

En la propuesta de “Poder Ciudadano Ya” se parte de que no se necesita que la Asamblea Legislativa esté integrada por un número impar de diputados para asegurar las votaciones, puesto que generalmente falta uno o varios diputados, pero también que en caso de que se produzca empate en votaciones, y se mantenga el empate, sin que el presidente legislativo tenga el doble voto para desempatar, eso conduciría a rechazar el proyecto de ley en proceso de aprobación.

Los distritos electorales, al elegir un solo diputado, facultan la posibilidad de que el diputado esté más cerca de su comunidad, de sus electores, de que responda mejor a sus intereses, al mismo tiempo que podría permitir hasta la revocatoria de mandato, lo que ahora no se da, ni podría darse si en un distrito se eligen varios diputados.

La práctica de este sistema que se da en muchos países es que favorece las estructuras bipartidistas nacionales, de tradición histórica y a grandes partidos, pero no hace imposible que nuevas agrupaciones políticas puedan desplazarlos, como ha sucedido en Costa Rica en los últimos procesos electorales, donde los partidos tradicionalmente gobernantes han quedado desplazados del Poder Ejecutivo, disminuidos en el Poder Legislativo, y aunque aún tienen buena presencia en las municipalidades y alcaldías, este año, con las próximas elecciones municipales, esta situación se pondrá a prueba.

Esta discusión está en marcha. Los ciudadanos deben opinar, los partidos políticos, que están en la Asamblea Legislativa, y lo que no tienen representación parlamentaria, pero que están inscritos en el Registro Nacional de Partidos Políticos, y que participarán en las elecciones municipales, más de 100 partidos se calcula, también deben tomar la palabra.

La democracia, la democracia electoral, la representación política democrática, como concepto del poder soberano del pueblo, es cosa de todos.

A todas la personas y ciudadanos nos debe interesar y preocupar, como ocupar la atención, si nos interesa mejorar el sistema democrático nacional y la toma de decisiones políticas que nos afectan a todos los ciudadanos y habitantes del país.

Esta es una buena oportunidad para que en debate y análisis, de fondo, no de forma, los ciudadanos enriquezcamos este proceso parlamentario con nuestras opiniones, y hasta propuestas que puedan hacerse llegar a la comisión parlamentaria que conoce estas propuestas de “Poder Ciudadano Ya”.




NOTAS ANTERIORES


¿Peor el transporte público?

Miércoles 11 diciembre, 2019

Buses escolares usados de EE.UU. nunca más creí que en Costa Rica aparecerían, pero un concesionario operando una línea de San José a Pavas ya los usa

Lo bueno, lo malo y lo feo de la usura

Martes 10 diciembre, 2019

En las últimas semanas, el país ha sido testigo de una serie de artículos y discusiones sobre la necesidad de definir una tasa máxima de usura







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.