Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



NACIONALES


¿Se deben dar en concesión los puertos de Limón?

Redacción La República [email protected] | Miércoles 24 junio, 2009



¿Se deben dar en concesión los puertos de Limón?


Karen Retana
[email protected]

Francisco Jiménez
Presidente de JAPDEVA



Los puertos de Limón tienen un rezago de muchos años en equipamiento y nuevas técnicas de logística, pero sobre todo en el modelo organizativo. Nos pasó por encima el tren de la modernidad.
Estamos atrasados con respecto a nuestros vecinos más cercanos, aquellos que han logrado abrirse al transporte multimodal que brinda muchos servicios que en la actualidad no proveemos en el país, teniendo las posibilidades de implementarlo. Pero nos amarramos con negociaciones inconvenientes, cediendo tareas claves de la Administración a comisiones bipartitas, producto de cierres de puerto donde se puso en juego la estabilidad de muchos exportadores e importadores.
Grave accionar, no se puede ceder la potestad de administrar y cobijar esto sobre la legalidad de una convención que ha ido más allá de la justa y sana defensa de los derechos de los trabajadores, y ha puesto en peligro la competitividad de todo un país, eminentemente exportador.
Lo anterior se agrava al no haber dispuesto de un Plan Maestro de Desarrollo Portuario en los últimos 20 años. Hoy ya existe un plan que permitirá enrumbar el transporte marítimo de Costa Rica
El problema de puertos no solo es construir infraestructura sino también insertar una cultura de transporte marino competitivo, con mentalidad abocada al servicio al cliente y actualización.
La figura de la concesión es en la que todos los actores coincidimos, y la que recomiendan los especialistas. El proyecto Limón Ciudad Puerto, que ya hoy es una realidad, así si podemos decir que vamos por el camino correcto.



Rafael Elías Madrigal
Diputado del Partido Acción Ciudadana

No

Tenemos que modernizar las instalaciones de los puertos de Limón y Moín, para ello se requieren unos $80 millones en inversiones.
Yo propuse que dentro del préstamo de $850 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo para infraestructura pública se incluya una moción para tomar el dinero para la modernización.
Una vez renovado el puerto se debería mantener en manos de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) y se procedería a concesionar una segunda etapa. El objetivo es que tanto la Junta como el nuevo concesionario compitan en igualdad de condiciones.
Estaría eventualmente de acuerdo con la concesión siempre y cuando las dos partes compitan, ya que de lo contrario se estaría creando un monopolio privado, lo cual no le conviene al país.
Este modelo sería mucho más beneficioso para el país ya que habría mejores oportunidades de negocios. Los exportadores e importadores podrían escoger cuál puerto utilizar.
Esta propuesta incluso fue avalada por los miembros de la Cámara de Exportadores, quienes han manifestado su anuencia a que exista un segundo puerto.
En junio del año pasado realizamos un seminario en la Earth, donde participaron altos funcionarios del Gobierno, instituciones, cámaras, estas últimas coincidieron en que el modelo sería apropiado.
Nuestra propuesta es colocar a Japdeva en una posición de competencia como la del Instituto Costarricense de Electricidad o el sistema bancario.