Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Se cuadruplica cantidad de visitantes a Belén

| Miércoles 24 diciembre, 2008



Se cuadruplica cantidad de visitantes a Belén


Jerusalén- Belén, la cuna de Jesús de Nazaret, ha recibido un número cuatro veces mayor de visitantes después de siete temporadas navideñas tristes, dijo el alcalde de la ciudad.
Unos 250 mil visitantes visitarán la ciudad esta semana, frente a 65 mil en la misma semana el año pasado, dijo en una entrevista telefónica el alcalde Victor Batarseh. Se prevé que alrededor de 1,25 millones de turistas visiten Belén para el final de este año, lo cual representa un aumento de 96% frente a 2007, de acuerdo con la Cámara de Comercio e Industria de Belén.
“Las 3 mil habitaciones de Belén se han reservado todas para Navidad”, dijo Samir Hazboun, presidente de la cámara. “El desempleo en la ciudad ha caído a 23% de 45% el año pasado”.
El turismo en la ciudad cisjordana fue muy perjudicado en los últimos siete años, cayendo un 90% del año 2000 al 2001 con el comienzo de lo que se ha bautizado como la segunda intifada palestina, con lo cual hubo una intensificación de la violencia en la región. Este año, la agitación ha caído a un mínimo relativo en Cisjordania según las fuerzas leales al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, quien ha mantenido conversaciones de paz con Israel desde el 2007, consolidan el control sobre los territorios.
El hotel Bethlehem Star, de Michael Kreitem, junto con antiguas sendas que habían recorrido María y José antes de que regresaran con un hijo, estaba lleno de peregrinos cristianos que hablaban ruso, que acababan de llegar de una gira de un día por Nazaret.
Catalina Kolchik, de 32 años, dijo que había estado en la Iglesia de la de Natividad, donde según la tradición cristiana María apareció por primera vez con Jesucristo.
Frente a la iglesia, que está dividida centímetro por centímetro por los cleros armenio, católico y ortodoxo, se ha erigido un pino de 15 metros, cubierto de adornos y coronado por una Estrella de Belén, que según el Evangelio de San Mateo fue lo que guió a los tres Reyes Magos a Belén para adorar a Jesús.
Decenas de policías palestinos estaban emplazados en torno del perímetro del casco antiguo de la ciudad y junto a las entradas a sitios religiosos, vigilando con celo los vehículos y peatones que pasaban.
El ejército de Israel y los servicios de seguridad palestinos coordinaron su labor “para asegurar el tránsito tranquilo y seguro de peregrinos, turistas y líderes religiosos”, dijo el teniente coronel Eyad Sirhan, jefe de la Oficina de Coordinación de Belén de la Dirección Cívica.
Un récord de dos millones de turistas cristianos visitó Israel y los territorios palestinos este año, según el Ministerio de Turismo israelí.
Aun así, Saied Querid, guía turístico y conductor de taxi de Belén que habla inglés con fluidez, dijo que la mayoría de los turistas son cristianos que vienen a la ciudad solo para ver sitios clave y terminan pasando la mayor parte del tiempo en Israel.
“La gente aún está temerosa de dormir aquí y pasar más de uno o dos días”, dijo Querid. “Está el estigma de que este es un lugar peligroso de visitar. Nuestra economía tiene mucho más potencial de beneficiarse de la bonanza del turismo en Israel”.
La lucha continúa en Gaza, donde el grupo militante Hamas tomó el control el año pasado y el acceso está restringido por advertencias internacionales de viajes. El Yihad Islámico y otros militantes palestinos en Gaza reanudaron el disparo de cohetes contra Sderot y otras localidades fronterizas israelíes, en tanto Israel ha llevado a cabo ataques aéreos en Gaza después de una tregua de seis meses concluida el 19 de diciembre.
Los visitantes a Belén procedentes de Israel tienen que pasar por un puesto de control de seguridad abierto en un muro de hormigón de 8 metros de alto que se levanta a lo largo de las laderas de las colinas del distrito oriental de Jerusalén. Los israelíes dicen que el muro, un 10% de una barrera entre Israel y Cisjordania, es una herramienta necesaria para proteger a civiles israelíes de ataques palestinos, mientras los oponentes del muro dicen que con este se anexa territorio palestino y se viola el derecho internacional.