Scatola Rossa apunta hacia Estados Unidos y Europa
“Hay un estigma en Centroamérica acerca de los productos congelados, se cree que son chatarra, pero nuestro concepto es muy distinto”, comentó Lyda Feoli, propietaria de Scatola Rossa. Fotógrafo/LA REPÚBLICA
Enviar

Scatola Rossa apunta hacia Estados Unidos y Europa

Pyme nacional vendería sus productos congelados fuera del país en 2015

El negocio costarricense de bocadillos congelados Scatola Rossa planea exportar sus productos gourmet a Europa y Estados Unidos.
La estrategia de expansión se realizaría en 2015. Por el momento, la pyme se encuentra en los trámites y busca de proveedores en los mercados internacionales.
Hace dos años, posicionaron sus productos en Nicaragua y Panamá. Sin embargo, los resultados de la penetración no fueron exitosos; diversos aspectos fueron un obstáculo como la logística, el transporte de los artículos congelados y la aceptación del público.

201411142327410.pag22.jpg
“Queremos llegar a nichos de mercado especializados en productos gourmet, como lo son Europa y Estados Unidos. Algunos países de Centroamérica no cuentan con los consumidores que buscamos”, comentó Lyda Feoli, propietaria de Scatola Rossa.
De igual forma, Feoli espera crecer en el volumen de la oferta que ofrece en Auto Mercado, Walmart y Fresh Market.
En 2014 ofrecieron una línea nueva que incluyó antipastos estilo italiano, cebiches de sabores tropicales y salsas especializadas para acompañar carnes y queso, entre otros. Estos productos muy pronto van a ser colocados en el mercado, ya que por el momento se encuentran únicamente en su comercio.
Asimismo, trabajan en consolidar el concepto de la tienda “El Mercadito Gourmet”, que se inauguró en Avenida Escazú el año anterior y contó con una inversión inicial de $20 mil. La empresa proyecta abrir otro punto comercial en un plazo de dos años.
“La tienda ha sido una experiencia increíble, nos permite tener una ventana de comunicación directa con el consumidor, y las necesidades que posee con respecto a nuestros productos”, aseguró la propietaria.
La idea de Scatola Rossa nació en 2006. Los muffins, pasteles y queques fueron los primeros productos que se vendieron.
No obstante, el concepto de la marca se reforzó hace tres años, pasó de tener seis productos a un portafolio actual de 40 artículos, libres de químicos, preservantes y colorantes. Tampoco utilizan ningún tipo de mezcla ni ingredientes preelaborados.
El crecimiento de la firma hizo que su propietaria recibiera el premio Mujer Emprendedora por parte de la Cámara de Comercio en 2011.
“Quiero decirles a los emprendedores que no se rindan, si tienen una idea innovadora crean en ella”, aseguró Feoli.
La fundadora agregó, que con la ayuda de capital propio, un financiamiento del Banco Popular y el apoyo de las cadenas de supermercados logró impulsar el negocio.

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola

Ver comentarios