Saudíes fortalecerían lazos con EE.UU. invirtiendo $40 mil millones
Enviar

Arabia Saudita se prepara para estrechar lazos con el presidente Donald Trump comprometiéndose a realizar inversiones sin precedentes en Estados Unidos.

El fondo de riqueza soberana del Reino anunciará planes para destinar hasta $40 mil millones a la infraestructura estadounidense, según personas familiarizadas con el tema. La inversión puede ser anunciada tan pronto como la próxima semana para coincidir con la visita de Trump al Reino, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque la información es privada. No se han tomado decisiones definitivas y el anuncio aún puede demorarse, dijeron.

Arabia Saudita está ansiosa por restablecer las relaciones con la nueva administración estadounidense después de sentirse rechazada por el presidente Barack Obama, que elaboró el acuerdo nuclear de 2015 con su rival chií, Irán. El reino habló de un "punto de inflexión histórico" en las relaciones bilaterales después de que el presidente Trump se reunió con el segundo príncipe en la línea de la corona saudí, Mohammed bin Salman, en la Casa Blanca a principios de este año. El 19 de mayo, Trump hará su primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo, y visitará Arabia Saudita y Jerusalén antes de dirigirse a Europa.

Un funcionario de la Casa Blanca, que habló bajo condición de anonimato, confirmó que los planes estaban en marcha y que el yerno de Trump y su principal asesor, Jared Kushner, había desempeñado un papel crítico en las conversaciones. Un representante del Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita declinó hacer comentarios. El Ministerio de Finanzas no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

En marzo Trump ofreció su apoyo para desarrollar un nuevo programa EEUU-Arabia Saudita en energía, industria, infraestructura y tecnología que podría incluir inversiones directas e indirectas por más de $200 mil millones en los próximos cuatro años, según la Casa Blanca. El presidente ha dicho que tiene la intención de impulsar inversiones en infraestructura estadounidense por $1 billón en la próxima década, y que $200 mil millones provendrán de los contribuyentes y el resto del sector privado.



Ver comentarios