Saprissa no confía en sus jóvenes
El pequeño Monstruo, Randy Chirino, demostró que tiene muy buen nivel para competir contra grandes como Sebastián Blanco de San Lorenzo durante un partido de pretemporada. Imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Aparentemente este año no será el mejor para que el Deportivo Saprissa le muestre al país de qué están hechas sus fuerzas básicas y darles minutos a sus jóvenes promesas en el Campeonato Nacional.

De los 12 equipos del torneo, el cuadro morado se ubica en la novena posición según la participación que les han dado a sus jugadores sub 21.

Entre tres jugadores suman 148 minutos, ninguno de ellos ha tenido la oportunidad de mostrar sus condiciones durante 90 minutos. Incluso de ser así, no es suficiente para poder ver las capacidades de un joven talento.

Randy Chirino es quien ha tenido un poco más de participación. En 14 fechas disputadas, de un posible total de 1.260 minutos, el sancarleño disputó 74 solamente.

Durante la pretemporada, Chirino fue de los jugadores que más agradaron por su deseo de buscar el marco rival y ser encarador, una dote que pocos jugadores pierden cuando llegan a un equipo “grande”.

La promesa morada afirma que el técnico Carlos Watson le pide que cumpla funciones ofensivas, pero también que no descuide su labor de defender en bloque.

"El profe me dice que está feliz conmigo. Que la competencia es difícil, pero que tengo que dar mi máximo para ser tomado en cuenta", aseguró el jugador saprissista.

El futbolista fue uno de los salvados por el técnico Watson del desaparecido equipo de segunda división, Generación Saprissa.

Anotó ante Liberia en pretemporada y dejó un muy buen sabor ante San Lorenzo de Argentina en otro duelo pero a pesar de esto, el banquillo lo ha acompañado durante todo el torneo.

Otro jugador incluso con perfil internacional es Marvin Loría, quien viajó a Portugal a realizar pruebas con el Benfica pero al final no se concretó su pase y volvió a las filas moradas.

Loría es el segundo con más minutos, 59 siguen siendo muy pocos.

Finalmente, le sigue el guardameta Mario Sequeira que debutó participando 15 minutos ante Carmelita cuando el partido registraba un 4-0 en favor del Monstruo.

La S no logra consolidar a un joven desde la generación 1992, de donde surgieron jugadores como Yeltsin Tejeda, Juan Bustos Golobio, Joel Campbell y Deyver Vega.

Por su parte, Alajuelense y Herediano sí les dieron mayor confianza a sus “cachorros”. Los florenses apostaron por la figura Gerson Torres y ha sido un jugador inamovible bajo la tutela del técnico Hernán Medford. 

Los manudos arriesgaron para ver la baraja de jugadores de sus fuerzas menores y les dieron participación a cuatro juveniles.

Diego Mesén, Esteban Marín, Barlon Sequeira y Anthony López jugaron 547 minutos en total, Mesén es quien más participación tuvo.

201610051822450.530-rec-saprissa.jpg



Ver comentarios