¡Saprissa está maldito!
Daniel Colindres anotó el único gol del Saprissa, lo marca el chuchequero, Jason Peña. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

¡Saprissa está maldito!

De nuevo le arrebatan triunfo en el Lito Pérez en el último minuto

La escena a fuerza de repetida se hace costumbre.

201403302319060.a11.jpg
Saprissa anota en el Lito Pérez en el último cuarto del partido, va ganando y crece la esperanza entre sus seguidores de que finalmente el triunfo sonreirá en terreno maldito y adverso, donde no se vence desde hace 14 años.
El trauma crece y desde luego que por eso, cuando Daniel Colindres con remate rastrero venció la estirada de Víctor Bolívar en el minuto 79 a 11 del final con el 1-0, el banco morado se convirtió en manicomio. Abrazos iban y venían; el autor del gol se hizo una piña con el técnico Ronald González. Esta vez parecía que sí.
Sobre todo porque Puntarenas fue un equipo inofensivo en ataque tanto que Luis Michell pasó un baño de sol infernal, distraído por dos cierres de Ricardo García, el único que lo puso en aprietos antes del gol.
Además, Saprissa fue merecedor de tres o cuatro goles más en un partido que controló a su antojo, que dominó y manejó aprovechándose de un mediocampo trabajador e inteligente donde Golobio, Guzmán y Russell se lucieron; donde Hanzell Arauz fue un martirio para los naranjas hasta que se lesionó y donde el gol rondó en las narices de Bolívar sin llegar a concretarse.
Los morteros de David Ramírez rozaron los postes; el defensa Rafael Núñez sacó dos goles de la raya; Saucedo se atrasó más de la cuenta con los cordeles en su nariz; Umaña lo tuvo en su cabeza. En ataque solo hubo un equipo: Saprissa y el Puerto sostuvo y esperó. Incluso, repetidos errores de Bolívar a la hora de los saques de puerta, facilitaron las embestidas moradas, hasta que cayó el gol, tras una combinación de Ariel Rodríguez, Golobio y que cerró Colindres.
¡Esta vez sí!
¿Por dónde Puntarenas podía meter un gol?
Sin embargo, surgió la maldición uniformada de capitán, porque nadie sabe qué estaba haciendo Roberto Wong en posición de ataque si era Saprissa el que atacaba.
En el minuto 90 un centro largo de Ricardo García lo recibió Wong detrás de Jordan Smith en supuesta posición prohibida, recepcionó, eludió la marca del zaguero y con todo el marco a su disposición abombó un derechazo impresionante a la red.
Otra vez; una vez más se le escapa al Saprissa la victoria en la olla mágica a un suspiro del cierre, con un gol que desencantó de inmediato la fisonomía de Ronald González y puso a saltar como un chiquillo a su par Luis Diego Arnáez.
¡Maldito Lito Pérez!

Gaetano Pandolfo
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios