Logo La República

Domingo, 19 de mayo de 2024



NOTA DE TANO


Saprissa hizo el 1-0 y soportó el diluvio

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Martes 25 octubre, 2022


Orlando Sinclair, le movió los cordeles a Esteban Alvarado
Orlando Sinclair, le movió los cordeles a Esteban Alvarado


El ego de Hernán Medford no le permitió reconocer, que lo sorprendió la presencia de Kendall Waston en el centro del ataque del Saprissa, en el juego de vuelta de la final.

Por eso restó méritos al movimiento táctico de Jeaustin Campos, manifestando al final del juego que la presencia de la torre humana en el ataque del Monstruo, en nada los perjudicó. Allá el estratega del Team con su conciencia, porque lo cierto fue que ver a Kendall como ariete desde el primer minuto, fue un movimiento sorpresivo, para el resto del entorno en que se mueve el clásico del buen fútbol.

Saprissa no podía esperar y esperar para buscar el gol obligatorio que le diera una oportunidad de alargar la final. El 0-0 lo liquidaba y hacía al Herediano campeón, de ahí que Campos cambió el sistema táctico habitual del Saprissa y se lanzó con un 4-3-3, con dos rostros nuevos en zona de ataque: Waston y Orlando Sinclair quien suplió a Javon East. El tridente lo completó Paradela, quien fue el gestor del tempranero gol al minuto 14, anotado por Sinclair, anotación que finalmente le daría al Monstruo el pasaporte a la final por el título.

En la cintura morada, una lesión de Alvaro Zamora, permitió la titularidad de Fabrizio Alemán, joven de perfil ofensivo, que también ayudó a que el equipo se viera más agresivo en ataque hasta la conquista del gol que urgía.

Logrado el objetivo, rápido Waston retornó a su posición habitual de líbero, Saprissa retomó el 5-3-2 de casi toda su temporada y se dispuso a soportar el diluvio ofensivo que le lanzaría Medford.

Dicho y hecho: Herediano, herido con ese dardo en su pecho, se lanzó como un huracán sobre la defensa morada y “El Pelícano”, con mucho mérito alimentó su zona ofensiva con los ingresos de Arturo Campos, Kenneth Vargas, Kennedy Rocha y Luis Miguel Franco, que se juntaron con Anthony Contreras, John Jairo Ruiz y Gerson Torres y formaron un ciclón de ataque que no terminó en la red de Kevin Chamorro, diríamos que milagrosamente.

Herediano se armó para mínimo empatar el juego; se le negó la anotación incluso desde el punto de penal y la verdad, que el balón no quiso entrar a la red del Monstruo.

Saprissa soportó el chaparrón, tuvo también sus héroes defensivos y la reforzada retaguardia hizo gigante el gol de Sinclair que no solo le rompió el invicto al Herediano, sino que obligó a la serie final por la corona: la 37 para Saprissa o la 30 para el Team.

gpandolfo@larepublica.net







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.