Enviar
Sao Paulo apuesta por ser un destino turístico global

Sao Paulo
EFE

El estado brasileño de Sao Paulo, uno de los más prósperos del Brasil, desea aprovechar el potencial que suponen los millones de personas que visitan cada año su capital homónima por motivos de negocios para incentivar propuestas de turismo de sol y playa, de naturaleza y de cultura, dijeron autoridades.
Convencidas del motor que supone el sector del turismo, las autoridades federales y regionales han apostado por la promoción turística de doce ciudades de un estado que ya aporta el 33% de la economía de Brasil.
El secretario de Deportes y Turismo del estado de Sao Paulo, Claury Santos Alves da Silva, adelantó hoy a Efe que entre esas ciudades, que serán confirmadas por el Ministerio de Turismo en los próximos días figuran Santos y Guarujá, que albergan en sus alrededores singulares masas boscosas atlánticas, y Aparecida y Bananal, en el valle de Paraíba y Serras.
También se incluyen Cananeia, Iporanga y Panorama, todas ellas caracterizadas por riquezas culturales y naturales, pero con una renta per cápita menor que el resto del estado.
“El desarrollo del turismo conlleva calidad de vida para la población local”, indicó Alves da Silva, quien destacó la importancia de un sector que da empleo al 19,4% de la población.
Y es que a las iniciativas federales de promoción del turismo se unen las impulsadas por el gobierno regional, que tratan de captar al 20% de los once millones de personas que visitaron el pasado año Sao Paulo, la mayor urbe de Suramérica.
“La idea es atraer durante el fin de semana a las personas que viajan por motivos de negocios durante los días laborables a Sao Paulo”, explicó Alves da Silva, y por ello, añadió, se proponen distintas alternativas para los viajeros.
Entre esa oferta figuran rutas de ecoturismo, con una especial relevancia del circuito de las frutas, que discurre por una decena de municipios en los que se pueden visitar propiedades rurales dedicadas al cultivo de las fresas, el higo y la pera o de los exóticos lichi y caqui.
Asimismo, se proponen rutas de sierra y montaña en las que se puede apreciar el paisaje del valle del Paraíba o practicar deportes como el ala delta cerca de la Serra da Mantiqueira.
Los más atrevidos pueden decantarse por un circuito de aventura y ocio con la posibilidad de adentrarse en la Cueva del Diablo, ubicada en Eldorado, con ocho kilómetros de largo.
A las alternativas de sol y playa se unen las propuestas de cultura, haciendo hincapié en las religiosas ya que Sao Paulo alberga el santuario de la Virgen de Aparecida, patrona del país.
Para potenciar todos estos destinos, el secretario de Turismo anunció que se invertirán este año “$90 millones en infraestructuras a fin de mejorar los establecimientos hoteleros” del estado.
Un estado cuya capital, según las autoridades, no ha sentido la crisis económica en el segmento de turismo de negocios, ya que durante el primer trimestre del año ha registrado un incremento en el número de eventos que se programan en la ciudad de casi veinte millones de habitantes.
Ello ha hecho que Sao Paulo ocupe el duodécimo puesto en el mundo entre las ciudades organizadoras de eventos, según la ICCA, la entidad internacional más importante de este segmento turístico, y Brasil en su conjunto el séptimo lugar.
Estas cifras se corresponden con los datos del Banco Central de Brasil que apuntan que el país ingresó el año pasado $5.785 millones en divisas por el turismo, un 16,8% más que en 2007 y el doble de la media mundial.
A ello contribuyeron los más de 6,2 millones de personas que visitaron Brasil procedentes principalmente de Argentina, Estados Unidos, Portugal, Italia, Chile, Alemania y Francia.
Ver comentarios