Santos empató a la libre
Randall Porras no le dio medio metro de espacio al saprissista Deiber Vega quien fue sustituido. www.imagenesencostarica.com/larepublica
Enviar

 

Santos empató a la libre

Morados y guapileños se abrieron en cierre dramático

¿Qué haría el Saprissa sin los tiros de esquina?
Con Hernán Medford y Alexandre Guimaraes como técnicos, conquistó dos coronas a base de goles a balón parado; con Daniel Casas, amarra triunfos y empates gracias a esta acción, que es válida porque forma parte del juego, pero que deja dudas sobre el verdadero potencial del equipo.
De nuevo en la primera parte, el Saprissa no jugó a nada y se hace difícil entender cómo un equipo integrado por jugadores técnicos y talentosos y con un excelente estratega no se puede juntar en la cancha.
Santos lo superó en todos los sectores del terreno de juego; amarró con suma facilidad al binomio de ataque Castro y Vega; presionó con Rodolfo Rodríguez y Roberto Porras la creatividad de Cancela y Russell y el talento de Osvaldo Rodríguez y Diego Madrigal, apoyados por dos laterales punzantes y ofensivos como Juan Diego Madrigal y Loaiza, pusieron a Cristian Lagos en posición de ataque hasta que cayó el gol.
Rodolfo cazó un despeje corto de Badilla, filtró un globo que Osvaldo empujó más al corazón del área y ahí estaba el depredador Lagos para adelantarse a la salida de Grant, dribrarlo y cruzar a la red el 1-0. Minuto 26.
El conjunto de Eduardo Méndez lucía ordenado y con presencia; era el protagonista. Saprissa no se encontraba: todo el flujo de fútbol recaía en Cancela al que le caían como perros de traba para que no pensara, Rodríguez o Porras.
Casi empata el Saprissa en el cierre de la etapa. ¿Cómo? De tiro libre. Lo cobró Cancela y Osvaldo Rodríguez al despejar, por centímetros no cometió autogol. La bola pegó en el palo horizontal y las oncenas fueron al receso.
En la segunda parte, José Luis Cordero entra por Deiber Vega y Saprissa pasa al ataque. Un tiro libre de Cancela lo desvía al tiro de esquina Minor Alvarez tras brillante vuelo.
Juan Diego Madrigal pierde buena ocasión de anotar y como respuesta, surge el vuelo trepidante, vertical e individual de César Elizondo que se inventa un gol de fantasía en el minuto 51. César deja botados a cinco rivales en una incursión a lo Messi y cruza el zurdazo a los cordeles.
Aquí se calienta el partido y pierde toda su modorra.
Saprissa se reactiva y Santos está obligado a vencer, como última opción a clasificarse.
Minor Alvarez tiene dos acciones determinantes; un achique a Elizondo y un remate corto que le saca a Castro con reflejos de felino; el juego es de ida y vuelta; Grant le para taponazo a Emiliano Gómez: los entrenadores mueven fichas hasta que llega el minuto 78 y Oscar Duarte conecta a la red un tiro de esquina de Cancela, con la complicidad de Alvarez quien duda en su salida.
Los últimos 12 minutos son electrizantes, porque Santos se lanza a la ofensiva y se abre en retaguardia, lo que dibuja drama en las dos áreas. Se engolosinan con la pelota Cordero y Elizondo y no se la pasan a Cancela que corre descubierto por un costado y este individualismo se paga caro y con la misma moneda.
Al 84 tiro de esquina de Loaiza al segundo palo, devuelve a zona caliente Crisanto Esquivel, y ahí Cristian Lagos remata tres veces en la boca del marco; en la tercera despeja agónicamente Badilla y el artillero devuelve furiosamente a la red. El empate, casi se rompe en el descuento, pero esta vez el señor Lagos deja escapar la anotación en la nariz de Donny Grant.

201211190051080.a77.jpg

Gaetano Pandolfo
[email protected]


 

Ver comentarios