Santiago recibe a mandatarios iberoamericanos
Enviar
Cumbre arranca hoy
Santiago recibe a mandatarios iberoamericanos

Embajador español intenta reunir a los presidentes de Argentina y Uruguay

Santiago
EFE


Los mandatarios que participarán en la Cumbre Iberoamericana empezaron a llegar ayer a Chile, mientras se afinaban los textos oficiales y se buscaba solución al conflicto entre Argentina y Uruguay por la construcción de una papelera.
El primer mandatario en arribar a Santiago fue Albert Pintat, primer ministro de Andorra, a quien siguieron el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, el jefe de Estado de El Salvador, Elías Antonio Saca, y el vicepresidente cubano, Carlos Lage.
Vázquez llegó en momentos en que embajador español José Antonio Yáñez Barnuevo, designado por el rey Juan Carlos “facilitador” en el contencioso de la papelera Botnia entre Uruguay y Argentina, hacía intensos contactos con delegaciones de ambos países en búsqueda de un acercamiento que abra camino hacia una solución.
Aunque no quiso comentar el asunto al llegar a Santiago, Vázquez había declarado ayer en Montevideo que no tiene previsto entrevistarse en el marco de la cumbre ni con su homólogo argentino Néstor Kirchner ni con la presidenta electa, Cristina Fernández, para discutir sobre la planta de celulosa.
Al margen de ese conflicto latente desde hace casi tres años, los coordinadores de los 22 países iberoamericanos consensuaron ayer los documentos que mañana analizarán los ministros de Exteriores y el próximo sábado deberán suscribir los mandatarios.
La XVII Cumbre Iberoamericana concluirá con la firma de la Declaración de Santiago, documento central al que se unirán un Plan de Acción para la comunidad y ocho comunicados especiales.
Uno de esos comunicados expresará la solidaridad iberoamericana con los países que recientemente han sufrido los embates de la tormenta Noel, por cuyas consecuencias no viajarán a Santiago los presidentes de México, Felipe Calderón, y de República Dominicana, Leonel Fernández.
La Declaración de Santiago consta de 24 puntos con compromisos para “progresar hacia niveles crecientes de inclusión, justicia, protección y asistencia social y solidaridad “.
También propone conmemorar, a partir del 2009, los bicentenarios de la Independencia de naciones iberoamericanas y, en el 2008, la celebración de los 200 años de la llegada de la corte portuguesa a Brasil.
Subraya además la necesidad de fortalecer el multilateralismo y el papel de las Naciones Unidas, así como combatir el terrorismo y a la delincuencia organizada trasnacional.
Asimismo, pide “enfrentar las asimetrías e injusticias en las relaciones económicas y comerciales internacionales “y cumplir, antes del 2015, las Metas de Desarrollo del Milenio consensuadas en las Naciones Unidas.
El Plan de Acción, por su parte, plantea acciones conjuntas en las áreas de salud, trabajo, educación, canje de deuda por inversión en educación, sociedad de información, cultura, ambiente, seguridad social, vivienda, saneamiento, turismo, defensa y cooperación.
También pide impulsar el desarrollo de infraestructuras de comunicaciones que interconecten a los países de la comunidad entre sí y con el resto del mundo, así como avanzar en programas de ahorro, eficiencia energética y energías renovables.
Una curiosidad de los documentos, según borradores obtenidos por Efe, es que por vez primera la comunidad iberoamericana reconocerá en sus textos oficiales a una “Jefa de Estado “, por la anfitriona Michelle Bachelet.
“La Jefa y los Jefes de Estado y de Gobierno de los 22 países miembros de la Comunidad Iberoamericana “ es la frase inicial de los documentos, que asumen así oficialmente la diferencia de género.
En anteriores cumbres también participaron presidentas, como la nicaragüense Violeta Chamorro y la panameña Mireya Moscoso, pero nunca se consideró necesario establecer en los textos la diferencia entre un “Jefe “ y una “Jefa de Estado “.
La cumbre, para la que Bachelet ha propuesto como asunto central la cohesión social y que ha congregado a 1.300 periodistas, será inaugurada oficialmente mañana por la noche y concluirá el sábado, tras la segunda y última sesión de trabajo de los jefes de Estado y de Gobierno.

Ver comentarios