Enviar
Santander confirma negociaciones con Chávez

Gobierno español descartó intervenir ante la eventual nacionalización de la unidad del Grupo español en Venezuela

Madrid
EFE

El Gobierno español descartó el viernes intervenir ante la eventual venta y nacionalización del Banco de Venezuela, propiedad del Grupo Santander, que confirmó la existencia de negociaciones con el Gobierno de Caracas para vender su filial. La vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que “no hay ni va a haber ningún tipo de intervención” en la venta del Banco de Venezuela, una operación que se está llevando a cabo “a través del diálogo y la negociación”.
En rueda de prensa al término de la reunión semanal del Gobierno, Fernández de la Vega contestó así al ser preguntada por el anuncio del presidente venezolano, Hugo Chávez, de que proyecta “nacionalizar” el Banco de Venezuela, filial del Grupo Santander.
Se trata de “una negociación completamente respetuosa y normal, sin ningún tipo de problemática especial”, según la vicepresidenta, quien aseguró que “ambas partes dicen que es muy probable que lleguen a un acuerdo y además en muy breve tiempo”.
En una alocución pública realizada este jueves, Chávez anunció su intención de nacionalizar el Banco de Venezuela, uno de los más importantes del país, e invitó a sus propietarios a negociar.
“Vamos a nacionalizar el Banco de Venezuela. Vamos a recuperar el Banco para ponerlo al servicio de los venezolanos, de toda la economía venezolana. Nos hace mucha falta un banco de esa magnitud”, dijo el presidente venezolano.
De la Vega explicó que nada más conocer la noticia se puso en contacto con el presidente de la entidad financiera española, Emilio Botín, mientras que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, lo hizo con su homólogo venezolano.
Según las explicaciones recibidas, se trata “de una situación en la que hay un diálogo normal, derivado de una situación que viene ya de atrás, en la cual ya había decisiones y negociaciones en orden a la venta del banco”, explicó la vicepresidenta.
De la Vega añadió que “en el marco de esas actuaciones llevadas a cabo por la empresa, surge un interés del Gobierno (de Chávez) y una negociación completamente respetuosa y normal”.
La vicepresidenta apuntó que “a
mbas partes dicen que es muy probable que lleguen a un acuerdo y además en muy breve tiempo”.
“Eso es lo que hay, no hay nada más”, concluyó.
En paralelo a estas declaraciones, el Grupo Santander confirmó oficialmente que mantiene negociaciones con el Gobierno venezolano para vender su filial en el país latinoamericano.
En un comunicado, la entidad reconoció que tenía previsto vender el banco a un inversor privado venezolano, para lo que se alcanzaron “determinados compromisos” sin llegar a acordar la compraventa.
Fue entonces cuando el banco español conoció el interés del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de nacionalizar la filial, lo que dio lugar a “conversaciones” entre ambas partes.
Fuentes del mercado valoran la filial venezolana del Santander en entre $1.200 y $1.900 millones, aunque la entidad española no confirmó estas cifras.
Según los resultados del primer semestre del Grupo Santander, el Banco de Venezuela tiene una cuota del 11,8% en créditos y del 10,7% en depósitos.
A 30 de junio pasado, la filial contaba con 285 oficinas y tres millones de clientes y, según datos de los sindicatos del Santander en España, trabajan en ella 4.565 empleados, de los que el 58% son mujeres y el 42% hombres.
El Banco de Venezuela, cuyo 80% fue adquirido por el Santander en 1996, obtuvo un beneficio neto atribuido de 109 millones de euros ($171 millones al cambio actual) hasta junio, el 29% más que en el mismo periodo de 2007.
Según el Grupo, la gestión del Santander durante este año en el país latinoamericano se enfoca en la “rentabilización” del balance y el incremento de los ingresos recurrentes mediante una mayor vinculación de clientes y un estricto control de los riesgos.
Ver comentarios