Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Santana lanza no hit

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 28 julio, 2011



Santana lanza no hit
Dominicano de los Angelinos dejó sin imparables a La Tribu

¿Se puede lanzar un juego sin hit y que le anoten al lanzador una carrera?
La respuesta es que sí y esto fue lo que sucedió ayer en el Progressive Field, casa de los alicaídos Indios de Cleveland, que han perdido siete de sus últimos diez partidos, cuando el derecho dominicano de los Angelinos, Ervin Santana, recetó diez ponches, dejó sin imparables a la pobre batería de La Tribu y lanzó el primer juego sin hit de los Angelinos en 27 años, para encaminarse a su novena a una victoria por 3-1 sobre Cleveland, un equipo que después del Juego de Estrellas se ha visto muy limitado.
Santana permitió solo dos corredores: el primer bateador que enfrentó, Ezequiel Carrera que se embasó por error, y otro con un pasaporte en la octava.
El inicio del partido parecía difícil para Santana, pues Carrera se embasó cuando el paracorto Erick Aybar no pudo atrapar un rodado que le rebotó en el guante. Carrera se robó la segunda base, fue a tercera en un rodado de out y anotó con un lanzamiento descontrolado.
El serpentinero (6-8) maniató a la batería de Cleveland durante todo el encuentro y tiró el primer juego sin hit solitario de los Angelinos desde que Mike Witt lanzó un juego perfecto el 30 de setiembre de 1984.
Fue el sexto juego sin hit de un dominicano y el tercero que se registra esta temporada en las mayores. Uno de ellos fue obra de otro dominicano, Francisco Liriano, de los Mellizos, el 3 de mayo ante los Medias Blancas. El otro lo tiró el astro de Detroit Justin Verlander contra los Azulejos el 7 de mayo.
Los otros dominicanos que tiraron juegos sin hit en las grandes ligas son Ubaldo Jiménez, Ramón Martínez, José Jiménez y Juan Marichal. Santana dijo que empezó a pensar en la posibilidad de un juego sin hit recién cuando sorteó la octava entrada.
El desempeño de Santana fue una sorpresa, ya que su foja contra Cleveland era terrible: tenía marca de 0-6 con efectividad de 4.98 en diez aperturas.
Santana hizo 105 lanzamientos, 76 de ellos a la zona de strike. Nueve veces puso la cuenta en 0-2.
Los 21.546 aficionados, muchos de ellos en su hora de almuerzo ya que el partido se jugó al mediodía, aplaudieron cuando Lonnie Chisenhall tomó base por bolas con un out en la octava. Pero en las tribunas reinó mayormente un silencio expectante y todo el mundo estaba pendiente del no hitter.
Santana no tuvo problemas en la novena. El bateador emergente Travis Buck se ponchó mirando, el veloz Ezequiel Carrera murió en un rodado de out inocente y Michael Brantley pegó un elevado derechito al jardinero central Peter Bourjos.
Sus compañeros se abalanzaron sobre Santana luego del último out.

Gaetano Pandolfo y EFE
[email protected]