Sanciones de UE a Irán reducirán comercio
Enviar
Sanciones de UE a Irán reducirán comercio

Las nuevas sanciones de la Unión Europea al operador de los mayores puertos de Irán frenarán miles de millones de euros de un comercio por lo demás legal, si las autoridades de la UE someten a vigilancia a los que busquen eludir las normas, dijeron abogados comerciales, ejecutivos de las navieras y las aseguradoras y funcionarios de la UE.
El anuncio de un embargo al petróleo iraní efectuado por la UE el 23 de enero eclipsó la aprobación ese mismo día de un congelamiento de los activos de Tidewater Middle East Co., el principal operador de puertos de Irán, medida con consecuencias para compañías europeas de toda la cadena de comercio y abastecimiento.
La UE fue el principal socio comercial de Irán en 2010, con unos 13.000 millones de euros (
$17.300 millones) de comercio no petrolífero ese año, muestran las cifras de la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

La nueva disposición prohíbe que cualquier persona o entidad de la UE realice pagos directos o indirectos a beneficio de Tidewater. Eso significa que los exportadores, los importadores, las empresas armadoras y los fletadores no podrán pagar los cargos por carga y descarga en los siete puertos de Tidewater, incluido el complejo Shaheed Rajaee de Bandar Abbas. El 90% del tráfico de contenedores de Irán pasa por ese puerto ubicado en la boca del estrecho de Ormuz.
Hasta el mes pasado, “una compañía británica podía enviar legalmente productos como equipos médicos o vidrio a Irán”, explicó en una entrevista telefónica Nigel Kushner, máximo responsable ejecutivo de Whale Rock Legal, estudio de abogados de Londres entre cuyos clientes se cuentan exportadores que comercian con Irán. “Ahora, si envían eso a Dubai, sabiendo que se lo enviará a Bandar Abbas, podrían estar violando las sanciones”.
“En la práctica, gran parte del comercio será imposible”, agregó Kushner.
La medida tomada por la UE siguió a una similar dictada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos el 23 de junio. EE.UU. dijo que el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán es co-propietario de Tidewater y que esa unidad militar de elite usa a la empresa para el tráfico ilegal de armas.
Las tensiones en torno a la cuestión iraní se intensificaron esta semana. El Secretario de Defensa de los EE.UU., Leon Panetta, expresó su preocupación por un posible ataque militar israelí a las instalaciones nucleares de Irán a mediados de año.
Los funcionarios de Washington y Europa afirman que la presión económica para que Irán abandone los aspectos ilícitos de su programa nuclear es el método más eficaz para evitar un enfrentamiento militar. Irán sostiene que su programa tiene como propósito producir energía para fines civiles y realizar investigaciones médicas.
La prohibición que pesa sobre Tidewater, que entró en vigencia de inmediato, también tendrá repercusiones fuera de la UE, ya que dificultará a las empresas de transporte de todo el mundo obtener cobertura de seguros para el comercio con Irán, dijeron los ejecutivos de las aseguradoras y las navieras.
La UE, y no sólo Irán, pagará el costo de las sanciones cuando los comerciantes respetuosos de la ley renuncien a hacer negocios, dijo Martin Johnston, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Británico-Iraní de Londres.
Mohammad-Reza Khoshrou, responsable de relaciones públicas de Tidewater, no pudo ser contactado el jueves para obtener declaraciones luego de dos llamadas a la sede central de la compañía en Teherán. Tidewater Middle East Co. no tiene relación con Tidewater Inc., proveedor de servicios marítimos de Nueva Orleans, que no está sometido a sanciones.

Bloomberg

Ver comentarios