Enviar
Aumento en multas existentes y aplicación de nuevas es la herramienta para mejorar recaudación
Sanciones aumentarán para este cierre fiscal
Contribuyente no sufrirá cambios en la forma en que debe presentar su declaración

El contribuyente sentirá pocos cambios al momento de declarar impuestos, después de la entrada en vigencia de nuevas prácticas en materia fiscal.
A pesar de que el cambio no lo sentirán en gran medida las personas o empresas en cuanto a los impuestos que deben cancelar, sí se introducen variantes con respecto a la forma de trabajar Tributación.
Donde hará ajustes es en las multas, para que la severidad de los castigos desmotive al contribuyente a evadir o defraudar.
Ahora, las empresas que no lleven al día los registros acerca de quienes son sus accionistas deberán pagar multa, cuando antes no existía sanción.
También se da el aumento de otras existentes contra los contribuyentes que hagan omisiones en sus declaraciones, los montos de evasión que se establecen que pueden ser perseguidos administrativamente serán más altos, y el periodo de la prescripción de infracciones fiscales aumenta en un año, anteriormente estaba en tres años.
Con estos y otros cambios, la administración espera incrementar la recaudación en general.
Sin embargo, el monto adicional que se recaudaría no puede ser calculado ya que las herramientas legales aprobadas son para hacer más eficiente la labor tributaria y no para elevar los montos imponibles, mencionó Carlos Vargas, director general de Tributación.
Por otro lado, el proyecto de fortalecimiento incluye una serie de nuevas herramientas que ayudarán a la administración en su labor, como facilitar los medios para que el contribuyente cancele los impuestos y en mejorar el control sobre aquellos que incumplen sus obligaciones tributarias.
Además, con el proyecto de transparencia, hubo una modificación a la forma en que la administración podrá solicitar a un juez que sean abiertas las cuentas bancarias de un contribuyente que esté siendo auditado.
Este proceso ahora será mucho más expedito en cuanto a los plazos actuales.
Esto pretende que la función de fiscalización por parte de Tributación sea más eficiente en los casos en que proceda, y además se cumple de esta forma con las regulaciones fiscales a las cuales el país se debe someter por los convenios internacionales firmados.
En este proceso tal como quedó redactado en la ley, se asegura al contribuyente que sus cuentas bancarias únicamente podrán ser revisadas en caso de que un juez dé la autorización para hacerlo, y será este quien asegure que los derechos de confidencialidad de la persona o empresa auditada sean respetados, aseguró Vargas.

Bernal Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios