Enviar
San Carlos silenció las brumas
Los Toros le pusieron más ganas al juego y se trajeron un punto que corta racha negativa

Le bastó a Daniel Casas un novedoso dispositivo táctico en la formación de su equipo para controlar de principio a fin a un desordenado, desganado y apático Cartaginés, cuyos jugadores creyeron que podían ganar el partido con base en la estadística y por jugarlo en casa.
El estratega norteño abrió a Félix Montoya al carril derecho para taponear la potencia ofensiva y física de Enéas da Conceicao y tiró a la izquierda del medio campo a Michael Mora, quien se juntó con Víctor Portuguéz para bloquear las sociedades que engendra Danny Fonseca. Maniatados Danny y Enéas, sumado al aburrimiento de los dos Brenes, Pablo y Chiqui, estacionados en la cancha y sin ganas de nada, a un agresivo e impetuoso San Carlos no se le hizo difícil sacar el puntito de oro que procuró desde el arranque del juego. Si pescaba algo más, mejor, pero por ahora, en ofensiva, el subcampeón nacional luce tímido, pues la sociedad de Alvaro Sánchez y Kenny Cunninghan es inteligente pero no tiene potencia para romper defensas bien paradas como la cartaga, donde se consolidan por el centro Villalobos y Sanabria.
Un bombazo sorpresivo de Eduardo Valverde que salió desviado y un mortero de Alvaro Sánchez que rechazó a una mano Osvaldo Quesada, fue casi lo único apremiante y serio en las porterías. El juego resultaba un bostezo en la mitad del campo, pero hacía mejor las cosas la visita; también remataron Gustavo Pérez y Mora desviado, mientras un lastimado Paolo Jiménez daba paso a José Sánchez.
En la segunda parte el técnico Johnny Chávez trata de descifrar el esquema de Casas con dos variantes tempranas, entran Andrés Lezcano y David Guzmán pero no cambian las cosas para el anfitrión. Un error de Aaron Cruz casi le permite el gol al “Chiqui”, lo mismo una palomita de este, pero fue Gustavo Amarilla el que tuvo el gol en dos ocasiones a su disposición y no lo hizo. Midió mal y no pudo cerrar de cabeza un centro de Sánchez y luego desperdició un pase de Mora que lo puso cara a cara ante Osvaldo. Gustavo quiso “bailárselo” y la perdió.
En el cierre Cartaginés armó un jugadón; Hidalgo centró al segundo palo, José Sánchez de “chilena” hizo el pase de la muerte y Pablo Brenes destapó el bólido que desvió en un paradón Cruz. En esta acción se despertó todo el estadio.
Al rato terminó el partido.
Notamos a un San Carlos más dispuesto, muy entregado, limitado por varias ausencias pero con sangre y orgullo de subcampeón. Cartaginés simple y llanamente se durmió en sus laureles.

Gaetano Pandolfo
[email protected]
Ver comentarios