Enviar

San José debe ser más "peatonable"

Ibon Areso Mendiguren, vicealcalde de Bilbao, considera que la capital costarricense debe tener menos problemas viales y más ofertas en materia cultural para que el sector privado también vea los beneficios de una ciudad desarrollada



Rebeca Sequeira
[email protected]

Generar el ambiente propicio para que las inversiones del sector privado lleguen al desarrollo de la ciudad capital es clave para mejorarle la cara a San José.
Para ello, es necesario ofrecer el espacio donde puedan generar una rentabilidad razonable, y si se logra, el sector privado entra por su propio beneficio.
Así lo explica Ibon Areso Mendiguren, vicealcalde de Bilbao, España, quien visitó Costa Rica en el marco del Congreso de la Construcción, organizado por la Cámara de la Construcción.
En la actividad se desarrollaron paneles en los que se discutió cómo hacer de San José una ciudad atractiva, para lo que se contó con expertos internacionales que explicaron sus experiencias en diferentes ciudades del mundo.


¿Cómo beneficia a la economía de un país tener una ciudad capital “caminable”?
El sector más importante que tiene beneficios es el comercial. Muchas veces los comerciantes piensan que una peatonalización les va a perjudicar, pero está comprobado a nivel internacional que las zonas en donde hay peatones son las que presentan el mayor crecimiento de comercios y de edificaciones, lo cual genera que la cuidad desarrolle un potencial en su crecimiento comercial. Además, motiva la atracción de turistas e inversionistas extranjeros.

¿Qué debe tener San José para hacerse atractivo a los inversionistas?
Se necesita que sea más peatonable, con menos congestionamientos viales, y más ofertas en materia cultural, museos, exposiciones de arte, arquitectura, con espacios de ocio y recreación entre otros, ya que esto lo hace atractivo para los turistas. Con esto es que después se empieza a beneficiar el campo del comercio, ya que conforme aumente el atractivo de la ciudad, se atraerán más personas a los hoteles, restaurantes, comercio y eso ayuda al desarrollo de la capital.

¿Cómo se puede incentivar al sector privado a invertir en infraestructura en el centro de la capital?
Es más fácil hacer que la inversión privada llegue a hoteles, centros de convenciones, centros empresariales, parques tecnológicos, ya que si se le da lo que busca, operaciones que generen una rentabilidad razonable, el sector privado entra por su propio beneficio. Hay que generarle planeamientos urbanos atractivos, en donde no haya especulación y se generen buenos retornos.

¿Cuál ha sido la experiencia de Bilbao en este aspecto?
En nuestro caso, después de la crisis industrial, se dejaron muchos suelos vacíos que en su mayoría eran propiedad del gobierno, por lo que este procedió a realizar un plan de desarrollo para nuevos usos. Posteriormente inició las construcciones de plazas, calles, parques y demás infraestructura, para luego venderle por medio de subastas al sector privado los terrenos en los cuales podía desarrollar los residenciales, hoteles, comercios, oficinas, entre otras.

¿Qué retornos podría generarle al sector privado invertir en el desarrollo de la ciudad?
Voy a mencionar el caso del Museo de Guggenheim, en donde invertimos 133 millones de euros, y al primer año de tenerlo abierto se recaudaron 144 millones de euros. No hay actividades no especulativas en el mundo del comercio ni de la industria, en donde en menos de un año se recupere la inversión inicial y además se tengan ganancias.

Ver comentarios