Logo La República

Lunes, 20 de mayo de 2019



NOTA DE TANO


San Carlos y Saprissa, final de fútbol abierto

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 11 mayo, 2019

Álvaro Saborío, es de nuevo el máximo goleador del campeonato

Jafet Soto no pierde oportunidad para punzar, por eso, después de lograr la clasificación del Herediano a semifinales, manifestó que había “roto las quinielas”.

Dio a entender que al clasificarse, el Team echó a perder los pronósticos de sus enemigos y detractores de que no estaría en las semifinales.

Pero, lo que don Jafet oculta o pretende desconocer, es que la prensa deportiva y la mayoría de los aficionados, puso al Herediano como favorito para ganar la segunda fase del Clausura y así enfrentar a San Carlos en la final por el título.

De los cuatro equipos semifinalistas: Saprissa, Pérez Zeledón, San Carlos y Herediano, éstos eran los favoritos para ganar la etapa y sin embargo, los Toros del Norte los embistieron y expulsaron del redondel.

Aquí, don Jafet no dijo nada de que también se rompieron las quinielas.

Entonces, podríamos afirmar que San Carlos eliminó al favorito de las semifinales y ahora se enfrenta al Saprissa por el pasaporte a la final.

¿Qué equipo es favorito entre morados y norteños?

Si los pupilos de Luis Antonio Marín eliminaron al supuestamente mejor equipo…?podrán con el Monstruo?

La forma de jugar de Saprissa y de San Carlos en el transcurso del Clausura, nos pone de cara a una final abierta. Ya conocemos de los gustos de Walter Centeno por el fútbol bonito y los norteños también suman una nómina a la que le agrada practicar el buen fútbol.

Son dos equipos emotivos, no tan tácticos, no abusan de los goles con balón parado, aunque sí los hacen, más el Saprissa con Torres y Angulo que los Toros, sino que prefieren anotar con acciones grupales bien elaboradas desde la zona de gestación, donde los dos técnicos cuentan con mano de obra sobrada.

El punto fuerte del Saprissa es su cintura: Bolaños, Golobio, Torres, Angulo y Venegas son el quinteto que nutre de balones a los arietes Leal, Arrieta y Castillo, o simple y llanamente las anotaciones las hacen ellos. Excepto a Golobio, a los otros cuatro les encanta la red.

En contraparte, San Carlos igual instala una cintura de alto voltaje, donde como candados y atornilladores de tobillos, alinea a Carlos Acosta y Christian Martínez y como generadores de buen fútbol se ubican Osvaldo Rodríguez, Roberto Córdoba, Diego Madrigal y José Luis Cordero.

Puede que la tradición, el peso del uniforme y la trayectoria favorezca al Saprissa. Ellos son los favoritos, pero San Carlos está dispuesto a cambiar la historia, a romper mitos y tradiciones y, en zona de metralla, tiene mucho más que el Monstruo para lograrlo.

La delantera de San Carlos suma mejor mano de obra: Saborío, Villalobos, Solís, Mena, Chirino, la del Saprissa es más limitada, aunque paradójicamente es la más goleadora del torneo.

Final de fútbol emotivo y abierto; se entierran las tácticas y se reactivan las pasiones que depara el juego bonito.

[email protected]