Enviar
San Carlos hizo la hombrada

En partido dramático por su significado eliminó al Herediano

Gaetano Pandolfo
[email protected]

El final fue de infarto, pero no crea que se debió a jugadas espectaculares; estas no se vieron en todo el partido y eso que hubo cuatro goles.
¡Cuatro goles!
¡Qué partidazo! Nada que ver.
Las cuatro anotaciones se gestaron en acciones a balón parado; tres tiros de esquina y un tiro libre, porque emociones en las áreas, ninguna.
Lo que sucedió fue que, como el marcador dio vuelta, semejó un partido emocionante. Empezó ganando San Carlos; empató y pasó adelante Herediano (de película) y luego igualaron los toros a un cuarto de hora del final y aquello fue un come uñas parejo: el público local a la espera del tercero, que daba la clasificación y la barra visitante aguantando, haciendo fuerza y rezando el rosario (varias señoras), sosteniendo el empate.
Triunfaron las oraciones de la segunda tesis y con el 2-2 se clasificó San Carlos; fue tal la angustia en el cierre del partido para las dos partes, que ni siquiera hubo espacio para que los fanáticos del Herediano se desahogaran contra Wanchope. El técnico, educado y tranquilo caminó y fue a felicitar a su colega Juan Carlos Arguedas, quien supo reaccionar muy bien después de que le volcaron a su equipo el marcador.
Abrió la cuenta San Carlos, tiro de esquina de Sánchez y remate de cabeza de Monguío en la cara de Ricardo; en la segunda parte, tiro de esquina de Angulo y remate de cabeza seco y sólido de Arias; seis minutos después, tiro de esquina corto de Leo a Angulo y este desde largo remató rastrero y por un bosque de piernas la pelota viajó a la red.
Después de 17 minutos, tiro libre de Sánchez que cae en la mera raya trágica del marco herediano; Woodly se la gana a Ricardo, la bola queda suelta, pica y ahí la empuja Monguío a la red.
San Carlos controló tácticamente el 90% del juego, salvo la desconcentración al arranque de la segunda parte, entraron los goles anfitriones y Carlos Clark pagó los platos rotos.
Arguedas metió a Woodly a jugar de pivote al lado de Arroyo; pasó a línea de cuatro en defensa, sacó a Portuguez y bajó a Sánchez al carril izquierdo y metió a Berny Solórzano a filtrar bolas sobre el par de delanteros. Globeando bolas a sus dos torres, los toros hallaron el gol del empate, suficiente para clasificar, ante un Herediano muy pasivo en toda la inicial, con caras nuevas que hacen desaparecer las viejas, exceso de variantes en su formación, en apariencia sin necesidad y sin agallas para meter contra su marco a un rival bien parado pero tampoco inexpugnable.
San Carlos jugó el partido como tenía que jugarlo; el Herediano no, de ahí las consecuencias finales tan diferentes para los dos equipos.


Síntesis

2 Herediano

Ricardo González; Daniel Vallejos (Jafef Soto, al 83’), Robert Arias, Mauricio Solís, Leonardo González; Bismarck Acosta, Marvin Angulo, Franklin Rojas (Jonathán MacDonald, al 46’), Cristian Blanco, Rigoberto Jiménez (Kenny Cunningham, al 65’), Oscar Briceño.
D.T. Paulo César Wanchope.

2 San Carlos
Ronny Fernández; Carlos Clark (Johnny Woodly, al 62’), Luis Peña, Carlos Picado, Eder Monguío, Víctor Portugués (Berny Solórzano, al 67’), César Céspedes, Carlos Acosta, Marco Mena (Eduard Chiroldes, al 44’), Luis Jair Arroyo, Alvaro Sánchez.
D.T. Juan Carlos Arguedas.

Goles: Eder Monguío, min. 36 y 76 (SC); Robert Arias, min. 53, y Marvin Angulo, min. 59, para Herediano.
El mejor: Eder Monguío
Arbitraje: Randall Poveda. Muy bueno.
Asistentes: William Castro y Edwin Medaglia.
Estadio Eladio Rosabal. 11 a.m.
Ver comentarios