Enviar

25 de setiembre el nuevo reloj estará disponible en 149 países


TECNOLOGÍA

Samsung aspira a la revolución

El gigante tecnológico presentó su reloj inteligente Galaxy Gear

201309042223490.m2.jpg
El gigante tecnológico surcoreano Samsung presentó ayer en Berlín su primer reloj inteligente (“smartwatch”), el esperado Galaxy Gear, que aspira a revolucionar el sector tras lograr adelantarse al iWatch de su rival estadounidense Apple.
En un espectacular y multitudinario acto en la antesala de la IFA, la mayor feria tecnológica del mundo, la empresa no defraudó las expectativas azuzadas durante meses por rumores y filtraciones ante un público entregado que colgaba en tiempo real comentarios e imágenes de la presentación en las redes sociales Twitter y Facebook.
Si bien el Galaxy Gear no es el primer reloj inteligente en el mercado —los verdaderos pioneros han cosechado resultados muy modestos—, los coreanos pretenden sentar un precedente y cimentar un nicho incipiente con un “gadget” de fácil acceso concebido para intermediar entre el usuario y su móvil o tableta.
“No es solamente un aparato atractivo. Está pensado para conectarse con otros dispositivos. Marcará una tendencia”, aseguró Shin Jong-kyun, presidente de la división de móviles de Samsung, tras mostrar un modelo del Galaxy Gear en acabado naranja en su muñeca.
El “smartwatch” de la coreana, que pretende ser “la última moda del mañana”, según palabras de Pranav Mistry, jefe del Think Tank de investigación de Samsung, permite, además de ver la hora y establecer alarmas, hacer y recibir llamadas, tomar fotografías y obtener notificaciones de nuevos correos electrónicos, entre otras cosas.
201309042229450.m22.jpg
El Galaxy Gear dispone de una serie de sensores de velocidad y movimiento que permiten acciones novedosas con el objetivo de facilitar la acción del usuario y suplir de forma ingeniosa la ausencia de botones del dispositivo.
El gigante surcoreano aprovechó el acto de presentación del Galaxy Gear para anunciar dos nuevos lanzamientos, el de la nueva “phablet” Galaxy Note3 —un híbrido entre móvil y tableta— y el de la tableta Galaxy Note 10.1.
El primero, que funciona con tecnología LTE —una importante evolución con respecto al protocolo 3G—, tiene una pantalla de unas 5,6 pulgadas y una resolución (1920 por 1080 full HD) y una cámara de 13 megapíxeles, e incorpora un novedoso lápiz que pretende utilizar la interacción del usuario.

 

Berlín / EFE

Ver comentarios