Salvación industrial depende de rebaja eléctrica
Las industrias han visto su productividad afectada, por los gastos en energía, aseguró Juan Ramón Rivera, presidente de la Cámara de Industrias. Gerson Vargas/La República
Enviar

Piden un 11% menos para evitar crisis en el sector

Salvación industrial depende de rebaja eléctrica

Se paga cerca del doble que hace cinco años

Una rebaja del 11% en la tarifa de electricidad es la salvación para una serie de industrias que ven amenazada su productividad, por las alzas en el cobro de este servicio.
El costo de la electricidad es considerado uno de los principales factores que frenan la competitividad del sector.
Ante la desesperanza de una rebaja similar a la anterior de un 2%, el sector industrial ha manifestado su necesidad de un reajuste en la tarifa del servicio.
Una reducción del 11% en las tarifas en el último trimestre del año podría ser la manera para retener las empresas y que desarrollen sus labores en el país.
Este lunes se presentó una solicitud para disminuir los costos del servicio, por parte de la Cámara de Industrias.
El bajo precio de la electricidad solía ser una de las ventajas competitivas de Costa Rica frente a otros países, “hoy es otro el panorama”, explicó Juan Ramón Rivera, presidente de la Cámara de Industrias de Costa Rica.
El costo de la electricidad fue el primer factor que señalaron las industrias entre los que consideran que afectan su producción, ante una encuesta anual realizada por la Cámara. El sector alega que el porcentaje que destinan a pagar esa factura les resta competitividad.
En la facturación por este servicio se está pagando el doble de lo que se pagaba cinco años atrás, incluyendo no solo el industrial sino comercios, residencias y el sector público.
Una serie de empresas que desarrollan sus negocios en el país, han acudido a la Cámara, para expresar su preocupación ante el elevado monto que usan para cubrir el costo de la electricidad.
Varias industrias han tenido que frenar sus ampliaciones en infraestructura o moverse a países como Nicaragua donde el costo por el servicio es menor. La inversión extranjera también se ha visto con los mismos inconvenientes, manifestó Rivera.
Se cuestiona que el ICE está realizando un gasto innecesario que ronda los ¢17 mil millones en la generación de electricidad.
Tan solo en febrero utilizó un 42% de bunker y un 58% de diesel, siendo este último combustible más caro que el anterior.
Los únicos meses en los cuales se usó más de un 90% de bunker fueron enero, junio y julio.
El uso presuntamente inadecuado del bunker y diesel provocó que se disparara el costo del kilovatio hora.
La falta de cuidado, para gastar primero bunker generó un aumento según Carlos Montenegro, subdirector de los industriales.
Por su parte el uso de diésel fue a causa de la falta de abastecimiento de los proovedores del ICE, expresó Elbert Durán Director de Comunicación de la institución. Se estima que el proceso tarde aproximadamente un mes, para conocer la decisión de la Aresep.

201309032343280.n55.jpg

Daniela Cárdenas
[email protected]

Ver comentarios