Enviar
¢250 millones acumula todos los meses de déficit en sus finanzas la institución
Salvación del CNP, 130 empleados menos

Proceso de reestructuración está detenido por recursos de sindicatos

Los gastos mensuales del Consejo Nacional de la Producción (CNP) son ¢250 millones mayores que sus ingresos, y esto se da desde tiempo atrás, lo que ha producido una deuda acumulada de más de ¢12 mil millones.
La solución consiste en una reducción de su personal, una mejora en la gestión de la Fábrica Nacional de Licores y en el Programa de Abastecimiento Institucional, sin este tipo de cambios la situación será insostenible en el corto plazo, aseguró la presidencia ejecutiva de la institución.
Para realizar estos cambios el CNP cuenta con una partida de ¢4 mil millones, este dinero servirá para pagar los derechos laborales del personal que vaya a ser despedido o movilizado.
A la fecha la reestructuración se encuentra detenida hasta que sean resueltos los recursos interpuestos por los sindicatos del CNP ante la Sala IV y el Tribunal Contencioso Administrativo.
El principal aspecto del plan de reestructuración de la institución consiste en reducir su planilla en por lo menos 130 empleados. Este proceso de recorte ya inició y a la fecha ya se definió el futuro de 69 empleados.
El recorte en la planilla no solo incluye despidos, de hecho esta es la última opción que se plantea, entre las alternativas a los despidos están el traslado a otras instituciones estatales, jubilación o retiro voluntario.
Las 61 personas que harían falta para alcanzar el total de 130 empleados menos, serán seleccionadas a través de procesos donde se analiza por departamento las cargas de trabajo asignadas a cada empleado y del resultado de este análisis se seleccionarán las personas a ser removidas.
El plan de reestructuración contempla también el fortalecimiento de la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) y el Programa de Abastecimiento Institucional.
Actualmente, Fanal genera el 42% de los ingresos mensuales de la institución, sin embargo la administración de la misma ha sido desatendida y hay que realizar un relanzamiento que le permita continuar como principal fuente de ingresos.
El Programa de Abastecimiento Institucional consiste en que el CNP sea el intermediario entre el productor agrícola y las instituciones del Estado que necesitan comprar comida, como la Caja de Seguro Social y el Ministerio de Seguridad.
Con el proceso de reestructuración se espera que el CNP pueda hacerse cargo del suministro de alimentos para todo el sector estatal, el cual es un mercado de alrededor de ¢75 mil millones al año, aseguró William Barrantes, presidente ejecutivo.
Todas estas acciones están detenidas, hasta tanto la Sala IV y el Tribunal Contencioso Administrativo se pronuncien con respecto a los recursos de los sindicatos del CNP, quienes alegan que estas acciones son ilegales.

Bernal Rodríguez
[email protected]


Ver comentarios